Fallece Silvia Idalia Serrano tras triple cirugía estética, los involucrados son investigados

En España, Silvia Idalia Serrano murió a los 34 años de edad luego de someterse a una triple cirugía estética.
Fallece Silvia Idalia Serrano tras triple cirugía estética, los involucrados son investigados Fallece Silvia Idalia Serrano tras triple cirugía estética, los involucrados son investigados Fallece Silvia Idalia Serrano tras triple cirugía estética, los involucrados son investigados

En España, Silvia Idalia Serrano murió a los 34 años de edad luego de someterse a una triple cirugía estética. Su novio y familia han pedido a las autoridades que los médicos involucrados sean investigados para evitar que este caso se repita con más pacientes.

Después de someterse a una reducción de pecho, liposucción y un aumento de glúteos en la clínica CEME de Madrid, Idalia comenzó a presentar problemas de salud ajenos a la recuperación de sus cirugías.

A tan solo siete días de haber sido dada de alta del hospital, tuvo que ser reingresada a urgencias y sometida a un coma que la mantuvo inconsciente por casi tres meses. Pese a que en junio mostró ciertas mejorías, una infección le provocó la muerte a inicios de agosto.

Leer además: Quinceañera se desmaya en pleno vals y muere más tarde en el hospital

De acuerdo con las declaraciones de su novio, Daniel Poyato, aunque a la joven le tomó una semana volver a la clínica por atención médica, desde las primeras 24 horas que siguieron a sus cirugías mostró mucho dolor en el cuerpo y fiebre.

Un día antes de ser ingresada a urgencias fue sometida a un tratamiento de rutina básico en el que se determinó su condición. Pese a que los médicos intentaron controlar sus malestares con analgésicos, la familia reportó que la joven tuvo vómito y desmayos.

Cuando llegó de nueva cuenta al hospital, se tomó la decisión de que inducirle a un estado de coma podría contribuir a su pronta recuperación, sin embargo Silvia ya no despertó.

Una bacteria le provocó una infección a Silvia Idalia Serrano: Versión oficial de los hechos

Debido a que el cuerpo de Silvia se encontraba debilitado por las cirugías, el estado de coma, las medicinas y el avance de sus malestares, la joven murió de un fallo mutiorgánico que resultó letal. Este, a su vez, fue originado por una bacteria que le provocó una infección crónica.

Tras la muerte de Idalia, su familia y asesores legales decidieron interponer una demanda colectiva contra el hospital, integrada por otras personas que habían tenido una mala experiencia en estos tratamientos.

En declaraciones a la agencia EFE, la abogada que representa a la familia de la víctima, Mar de La Loma, mencionó que ahora “más que nunca debe llevarse a cabo una investigación rigurosa con las practicas de la clínica CEME”.

No tanto por lo ocurrido en el quirófano, sino por los posoperatorios que se llevan a cabo”, precisó para luego destacar las negligencias médicas en otras pacientes. “Consideramos que son demasiadas coincidencias con consecuencias fatales. Tiene que haber una investigación y tienen que pagar por ello”, señaló.

Por su parte, y dado que el dueño de la clínica permanece imputado, el personal del hospital informó mediante un comunicado que la joven no contrajo la infección en sus instalaciones y que se analizará a detalle su expediente.