Que siempre no: Elon Musk rescinde acuerdo de compra de Twitter

Elon Musk informó que sus asesores enviaron una carta a Twitter notificando formalmente a la compañía que rescinde el acuerdo de compra por 44 mil millones de dólares.
Que siempre no: Elon Musk rescinde acuerdo de compra de Twitter Que siempre no: Elon Musk rescinde acuerdo de compra de Twitter Que siempre no: Elon Musk rescinde acuerdo de compra de Twitter

Este viernes el multimillonario Elon Musk informó que sus asesores enviaron una carta a Twitter notificando formalmente a la compañía que rescinde el acuerdo de compra por 44 mil millones de dólares.

Elon Musk acusó a Twitter, de no cumplir con “sus obligaciones contractuales” de proporcionar información sobre cómo evaluar la prevalencia de los bots en el servicio de redes sociales.

Según la información proporcionada el acuerdo de Musk con Twitter incluía una disposición según la cual, si fracasaba, la parte que incumpliera la negociación pagará una tarifa de rescisión de mil millones de dólares. Los expertos legales han debatido si el conflicto sobre los bots es suficiente para permitir que el presidente ejecutivo de Tesla se retire del trato.

Los bots el pretexto de Elon Musk para no comprar Twitter

Desde su anuncio Musk se ha quejado que Twitter no informa con precisión sobre la cantidad de bots incluidos en su base de usuarios.

Por su parte Twitter ha negado esa afirmación, y ha dicho que los bots representan menos de 5 por ciento del total de usuarios, y los ejecutivos repitieron el jueves en una conferencia de prensa que sus estimaciones son precisas.

El equipo de Musk le han pedido a Twitter más información sobre los bots y, afirman, no han recibido suficiente para satisfacer sus preguntas. 

Que siempre no: Elon Musk rescinde acuerdo de compra de Twitter

La información “ha venido con ataduras, limitaciones de uso u otras características de formato artificial”, lo que la hace “mínimamente útil”, apuntó. Musk cree que la cantidad de robots de spam es sustancialmente superior a 5 por ciento, aunque no ofreció pruebas al respecto. 

Ademas, Musk también argumentó que Twitter no ha podido operar su curso normal de negocios. La compañía con sede en San Francisco instituyó una congelación de contrataciones, despidió a los líderes principales y negoció otras salidas importantes. 

“La empresa no ha recibido el consentimiento de para los cambios en la conducta de su negocio, incluidos los cambios específicos enumerados anteriormente”, dijo Musk en la carta, calificándolo de “incumplimiento material” del acuerdo de compra.