Madre y su hija celebran en 10 de mayo en una prisión del Edomex

Una madre que ve pasar los días dentro del penal de Santiaguito, Edomex, está acompañada por su hija, donde pasaron este 10 de mayo juntas
Madre y su hija celebran en 10 de mayo en una prisión del Edomex Madre y su hija celebran en 10 de mayo en una prisión del Edomex Madre y su hija celebran en 10 de mayo en una prisión del Edomex

Rosario una madre que ve pasar los días dentro del penal de Santiaguito, Edomex, está acompañada por su hija Renata, pasaron este 10 de mayo en prisión. Aunque nunca soñó con ser madre en reclusión, vive la etapa de la mejor manera a su alcance.

El Centro de Prevención y Readaptación Social de Almoloya de Juárez; se convirtió en el hogar de su pequeña, lo que le ha permitido aprender sobre el amor aunque está privada de la libertad.

Juguetona, compartida, con ganas de correr y nadar en pelotas, con un instinto de protección desarrollado de manera atípica para su edad; pues apenas tiene 2 años, Renata corre por la bebéteca que la fundación Reinserta donó al penal ubicado en Almoloya de Juárez.

Madre y su hija celebran en 10 de mayo en una prisión del Edomex

Su alegría inunda a quien juega con ella porque le encanta bailar, incluso sin música. Está próxima a salir del penal donde ha vivido con su mamá; quien apenas puede contener el llanto al reconocerlo: en meses dejará de arropar a su hija todas las noches.

“Se va a ir con mi hermana, yo sólo quiero lo mejor para ella, llevo ocho años aquí y me dieron 47, llegué por extorsión. No puedo decir que quiero que ella haga algo en especial, que sea lo que ella quiera pero que sea feliz. Estoy llevando terapia para prepararme para ese momento”.

Para Rosario no es fácil compartir su historia pero suelta frases para recordar que ama a su hija, que dejarla ir de manera sana y esperarla los días de visita es una muestra de ese amor.

Viven 22 menores con sus madres en prisiones del Edomex

En los centros penitenciarios mexiquenses viven 22 menores de 3 años con sus madres, sin embargo, una vez que superan esta edad deben salir del penal para ser acogidos por otros familiares pues así lo dispone la Ley Nacional de Ejecución Penal.

De los 22 infantes, cinco viven en el penal de Chalco, tres en el de Ecatepec, seis en el de Neza Bordo, tres en Santiaguito, uno en Texcoco, uno en Tlalnepantla y tres en Neza-Sur.

A todos, se busca darles una vida digna, si bien en reclusión, con todas las facilidades para proteger su primera infancia y el derecho que tienen a ser cuidados por su mamá en condiciones óptimas.

Síguenos en TWITTER, INSTAGRAM y Google News