Fotógrafo capta una cola brillante saliendo de Mercurio, creían que era un cometa

Astrofotógrafo logró capturar una imagen de Mercurio junto con una cola que se asemeja a las de los cometas.
Fotógrafo capta una cola brillante saliendo de Mercurio, creían que era un cometa Fotógrafo capta una cola brillante saliendo de Mercurio, creían que era un cometa Fotógrafo capta una cola brillante saliendo de Mercurio, creían que era un cometa

El astrofotógrafo alemán Sebastian Voltmer logró capturar una imagen de Mercurio junto con una cola que se asemeja a las de los cometas, aunque es de naturaleza diferente. El origen de esta huella es el viento solar y los micrometeoritos que liberan los átomos de sodio de la superficie del planeta y se alejan hacia el espacio, pintando una larga cola brillante.

This is NOT a comet but the #planet #Mercury which can currently be found very close to the #Pleiades at dusk. The solar wind blows sodium atoms from Mercury’s surface into #space. This creates a #tail around 2.5 million kilometers long! Curious to see my gear for this shot? 🙂 pic.twitter.com/21f2O5dBUp— Dr. Sebastian Voltmer (@SeVoSpace) April 28, 2022

Esto NO es un cometa, sino el #planeta Mercurio“, tuiteó este miércoles Voltmer. “El viento solar sopla átomos de sodio desde la superficie de Mercurio hacia el #espacio. Esto crea una #cola […] ¿Les interesa ver mi equipo para esta imagen?“, escribió.

Explicó, para captar la instantánea, que se instaló en un lugar “con la mejor perspectiva hacia el noroeste” en la isla española de La Palma, en Canarias, y aprovechando la cercanía de Mercurio a las Pléyades, pudo fotografiar la cola amarillo-anaranjada a través de un filtro especial de 589 nm.

Leer además: Demi Lovato quiere tener relaciones con seres de otro planeta

La existencia de una huella de sodio en Mercurio fue predicha en los años 1980, aunque no se logró detectar hasta dos décadas más tarde. Posteriormente, los astrónomos pudieron estudiar el fenómeno con más profundidad observando el planeta con la sonda espacial MESSENGER de la NASA. Actualmente, se estima que la longitud de esta cola es de alrededor de 2,5 millones de kilómetros.

Síguenos en TWITTER, INSTAGRAM y Google News