Reanudan tradiciones de Semana Santa en Capultitlán

Mayordomos de Capultitlán piden continuar con el uso de medidas sanitarias para participar en las actividades programadas de Semana Santa.
Reanudan tradiciones de Semana Santa en Capultitlán Reanudan tradiciones de Semana Santa en Capultitlán Reanudan tradiciones de Semana Santa en Capultitlán

Luego de dos años de suspender sus tradiciones debido a la pandemia del Covid-19, fieles de la delegación de Capultitlán en Toluca, retomaron las tradiciones de Semana Santa, una de sus tradiciones más antiguas que de acuerdo con los propios organizadores tiene más de 115 años de historia y se trata de los Vía Crucis nocturnos.

Este año la familia Camacho Vilchis esta a cargo de esta tradición que dura 47 días a partir del Miércoles de Ceniza y hasta el último día de la Semana Mayor, recordando con una procesión solemne las 14 estaciones del Vía Crucis, acompañados de la imagen en escultura de Cristo maniatado.

Reanudan tradiciones de Semana Santa en Capultitlán

Durante estos 47 días la imagen peregrina recorre las diferentes calles de esta delegación anunciada por cohetes y la entonación fúnebre de la banda de viento; tradición con la cual los habitantes de Capultitlán se preparan para vivir los pasajes bíblicos de la pasión, muerte y resurrección de Jesús.

La logística de esta celebración esta a cargo de los mayordomos, este año la responsabilidad le fue otorgada a Luis Javier Camacho Vilchis de 25 años quien se registró como aspirante cuando apenas tenia 7 años de edad, siendo hasta el momento el mayordomo más joven en la historia de esta centenaria tradición.

Para los habitantes de Capultitlán ser mayordomo es todo un honor debido a que recae en ellos seguir preservando las buenas tradiciones y costumbres que les fueron inculcadas por sus padres y abuelos.

“Ser mayordomo es una experiencia muy bonita, para este momento tuve que esperar muchos años y es algo que estoy disfrutando y haciendo con mucha alegría junto a mi familia”, señaló Luis Javier Camacho.

SABOR Y FE

Esta tradición también es sinónimo de sabor y fe, pues la familia que tiene la última estación del Vía Crucis recibe al interior de su hogar la imagen de Cristo, la cual se quedará durante toda una noche para recibir las plegarias y agradecimientos de la familia que le dará alojamiento durante esa noche.

Recibir la imagen de Cristo es motivo de gran alegría para los vecinos de Capultitlán es por ello que la familia que recibirá prepara cerca de 200 a 300 litros de atole, pan o tamales para despedir a las personas que acompañaron durante la procesión del día la cual empieza a las 19:00 y concluye cerca de las 21:30 horas.

Este año debido a la pandemia los mayordomos han pedido insistentemente que los fieles usen en todo momento el cubrebocas y mantengan la sana distancia durante la procesión la cual a reunido hasta 5 mil personas de acuerdo con registros de años anteriores previos a la pandemia.

Entre las opiniones recolectadas por SéUno Noticias a los fieles de Capultitlán son las personas mayores las que más agradecen retomar estas tradiciones, luego de varios meses de confinamiento tiempo en el cual muchos se sintieron solos y deprimidos por la ausencia de festividades.

“Para mí participar en esta tradición es una cosa maravillosa, apoyarnos entre vecinos para recibir la imagen de nuestro padre Jesús es algo que siempre haré hasta que Dios me preste vida”, comentó Ernestina Rojas Bernal.

SÉUNO NOTICIAS / EDUARDO ABRAHAM CRUZ VALDES / FOTOS