Mujer se come las cenizas de su esposo; ha perdido 20 kilos de peso

La mujer de perdió a su esposo tan sólo 10 meses después de casarse y comer sus cenizas se ha convertido en una obsesión.
Mujer se come las cenizas de su esposo; ha perdido 20 kilos de peso Mujer se come las cenizas de su esposo; ha perdido 20 kilos de peso Mujer se come las cenizas de su esposo; ha perdido 20 kilos de peso

La mujer perdió a su esposo tan sólo 10 meses después de casarse y come sus cenizas lo que se ha convertido en una obsesión.

La obsesión de comer las cenizas de su esposo

La pérdida de un ser querido puede llevar a las personas a hacer cosas inimaginables, este es el caso de una joven cuyo esposo murió tan sólo 10 meses después de que se casaran y desde entonces se convirtió en una obsesión comer sus cenizas y llevarlas a todos lados.

Casie de 26 años fue parte del programa, “Mi extraño hábito” en 2019, relató que desde la muerte de su esposo llevar sus cenizas a todos lados se había convertido en una obsesión; y es que lo llevaba con ella al supermercado, al cine, a restaurantes y en visitas con sus amigos.

No quería borrarlo, ese es mi marido, así que me lamí los dedos y aquí estoy y no puedo parar, me estoy comiendo a mi marido

Testimonio de Casie

Señaló que su esposo murió de un ataque de asma a dos años de conocerse.

Te puede interesar: «Por haberla pateado»,mujer tira las cenizas de su marido a la basura

El sabor de las cenizas

Fue en uno de esos momentos en que se trasladaba de un lado a otro cuando cayeron algunas de las cenizas en su vehículo; la joven se negaba a tirarlas a la basura o en el pavimento y fue en ese instante que lamió desesperada sus manos para evitar perder una parte de su esposo.

También elató que desde ese momento come un poco de las cenizas entre cinco y seis veces al día, primero lame su dedo y luego ingiere las cenizas mordisqueándolas un poco y detalló que el sabor es similar a huevo podrido, arena y papel de lija.

Te puede interesar: Mujeres denuncian lesbofobia por parte de un Policía

Casie reveló que desde que comenzó a comer las cenizas de su esposo ha perdido cerca de 20 kilos de peso, sin embargo, esto se debe a que es lo único que ingiere durante el día y podría dañar su salud.

Añadió que comer los restos de su esposo le genera sentimientos de culpa, y es que se ha convertido en una obsesión siendo cada vez menos la cantidad de cenizas que tiene en la urna y no desea perderlo una vez más.