Jóvenes crean plástico 100% biodegradable con esta fruta Jóvenes crean plástico 100% biodegradable con esta fruta

Jóvenes crean plástico 100% biodegradable con esta fruta

Jóvenes crean plástico100% biodegradable buscan reducir la contaminación de la tierra y eliminar los microplásticos de los alimentos.
Jóvenes crean plástico 100% biodegradable con esta fruta Jóvenes crean plástico 100% biodegradable con esta fruta Jóvenes crean plástico 100% biodegradable con esta fruta

Jóvenes crean plástico 100% biodegradable con esta fruta, con la cual buscan reducir la contaminación de la tierra y eliminar los microplásticos de los alimentos.

Un grupo de jóvenes mexicanos desarrollaron un plástico 100% biodegradable hecho de los residuos de piña, con el cual buscan reducir la contaminación de la tierra y eliminar los microplásticos de los alimentos.

Aprovechando los residuos de la producción agrícola de piñas en el estado de Veracruz, cuatro jóvenes estudiantes de biotecnología crearon un plástico único en México, óptimo para ocuparse en el acolchado o “mulching” que se utiliza en la siembra de diversos productos.

“Nosotros decidimos crear este material que es un bioplástico que aprovecha los residuos agrícolas de la producción de piña de producciones mexicanas.

Que está en proceso de sustituir al “mulching” tradicional o acolchado tradicional cuyo material utilizado es el polietileno de alta densidad”. Óscar Martínez González, desarrollador

El uso de esta técnica tiene repercusiones en el medio ambiente y la salud de las personas como la contaminación de la tierra, la generación de microplásticos que terminan en los alimentos de consumo humano y en el ganado.

El Mulching

El “mulching” o acolchado tradicional es una técnica agrícola que consiste en revestir el suelo con plástico proveniente de hidrocarburos.

Para cubrir la siembra y aislarla de la contaminación, el Sol y las malas yerbas.

Sin embargo, el uso de esta técnica tiene repercusiones en el medio ambiente y la salud de las personas como la contaminación de la tierra.

La generación de microplásticos que terminan en los alimentos de consumo humano y en el ganado, asegura Omar Vallejo Medrano, quien también es parte de los creadores de este bioplástico hecho a base de piñas.

“Los residuos del plástico no sólo se quedan en el suelo sino que también el ganado que pasa por ahí y se come los residuos de la producción y por tanto se come el bioplástico”

Sus creadores señalan que “el plástico que se ocupa para el “mulching” en los acolchados es un polietileno derivado de hidrocarburos.

El cual al contacto del Sol se empieza a fotodegradar y fragmentar, quedando nanopartículas que pueden irse en parte al alimento y a la tierra de donde muchas veces es muy difícil poder retirar”.

“No hay una empresa mexicana que haga acolchado biodegradable todo es con polietileno.

Y todo se va a contaminación de tierra y eso es algo de lo que tampoco se habla.

Finalmente acabas comiendo frutas con microplásticos que no ves”.

Síguenos en TWITTER, INSTAGRAM y Google News