Se desconoce el paradero de un joven que fue liberado por la policía municipal en Tonatico

Joven rapero detenido por la policía municipal de Tonatico se encuentra desaparecido desde el 12 de julio por lo que su madre pide apoyo.
Se desconoce el paradero de un joven que fue liberado por la policía municipal en Tonatico Se desconoce el paradero de un joven que fue liberado por la policía municipal en Tonatico Se desconoce el paradero de un joven que fue liberado por la policía municipal en Tonatico

La noche que lo detuvieron, el joven que canta rap, estaba intoxicado, por lo que tuvo un altercado con su madre y un desconocido la auxilió, por eso llegó la policía.

El 12 de julio de este año, Miguel Ángel Velázquez Morales de 24 años de edad, fue detenido por policías municipales de Tonatico, Estado de México, después de una riñaen el Barrio de San Felipe.

A su madre le informaron que iba a salir al día siguiente de las galeras, pero esto no sucedió. Desde entonces, ha buscado a su hijo por todos los medios posibles. Teme lo peor.

“Como a las 8:00 de la noche me dijeron que ya había salido, voy y pregunto al Ministerio Público y resulta que no hay registro de mi hijo, me mandan a Ixtapan y tampoco ahí había. En Tonatico tampoco sabían de él

Fui a hospitales a buscarlo, como según lo habían sacado de madrugada pensé que igual le había pasado algo, no apareció, entonces fui a poner la denuncia en el Ministerio Público de Tonatico por la desaparición y luego mandaron la carpeta a Toluca”.

Con el avance de la investigación, se logró recuperar un video donde se ve al joven raperoabordando un taxi, un policía lo entregó. Esto derivó en la detención de tres elementos municipales de Tonatico pero del paradero de Miguel, no hay rastros.

“No tengo ni el nombre de los policías, no sé si en verdad están detenidos o nada más me está mintiendo, la verdad no sé. Yo lo quiero es a mi hijo, ¿a mí de qué me va a servir todo eso si no me van a regresara mi hijo? No voy a saber dónde está”.

Tras recuperarse de una adicción a las drogas, Miguel Ángel se convirtió en el sustento económico de su madre, quien padece de la columna. La hacía de franelero y, a veces, también lavaba autos. Quería retomar sus estudios en la Licenciatura de Derecho, estaba juntando para pagar los mil 800 pesos que le pedían en la escuela para liberarle los papeles. Tenía sueños, le gustaba rapear.

Los rasgos de Miguel

El joven de 24 años mide 1.70 metros, pesa 65 kilos, es de tez morena clara, delgado. El cabello lo tiene corto y negro, la nariz afilada, los ojos cafés y los labios delgados.

En el pecho tiene un tatuaje con la letra “M” y una “Y”, también tiene tatuada una “H” a un costado del ojo derecho y a un lado del izquierdo una “J”. En el cuello la tinta dibuja la palabra “Slim” y del otro lado “Vago”.

La noche que desapareció vestía tenis negros, pantalón de mezclilla también negro y una camisa amarilla a cuadros.

Con información de La Silla Rota