Acusa a su padrastro de grabarla bañándose y termina asesinada

Renata de 13 años descubrió que su padrastro la grababa mientras se bañaba, lo denunció y meses después acabó asesinada; el sujeto sigue libre pese a que es el principal sospechoso.
Acusa a su padrastro de grabarla bañándose y termina asesinada Acusa a su padrastro de grabarla bañándose y termina asesinada Acusa a su padrastro de grabarla bañándose y termina asesinada

Ciudad de México.-Renata de 13 años descubrió que su padrastro la grababa mientras se bañaba, lo denunció y meses después acabó asesinada; el sujeto sigue libre pese a que es el principal sospechoso.

A 7 meses del asesinato de Renata su padrastro sigue libre.

El caso sigue en impunidad pese a que colectivos y familiares aseguran que existen pruebas y antecedentes que señalan al hombre llamado Daniel como el autor material del crimen cometido en noviembre del 2020.

Todo comenzó cuando Karen Reyes, madre de Renata, conoció al sujeto y empezó a salir con él. El hombre era quien le rentaba la vivienda ubicada en la colonia Plutarco Elías Calles a ella y a su hija.

En junio del 2020 terminaron ya que la menor le contó a su madre que el sujeto dejaba la cámara de su celular encendida en su baño para grabarla mientras ella se bañaba. Ambas lo denunciaron, sin embargo, autoridades presuntamente desestimaron su caso porque “no se consumó el acto”.

La madre de Renata consiguió un nuevo trabajo luego de que terminaran, sin embargo, era amenazada constantemente por el sujeto para que volvieran. Le llamaba y mandaba mensajes seguido pidiéndole regresar, a lo que ella se negaba.

Él me dijo una vez: ‘Has de querer que vaya y te haga un desma…, que no te deje llegar a tiempo a tu trabajo'”, dijo Karen.

Cinco meses después, su hija fue asesinada en su casa de una manera brutal. Ese día, presuntamente Karen vio una llamada perdida del sujeto, sin embargo, la ignoró. Al llegar a casa vio una escena horrible.

Su hija estaba entre cobijas y con el rostro cubierto con cinta, ya sin vida. Ese mismo día, vecinos aseguran que vieron a Daniel ebrio y supuestamente bajo los influjos de alguna droga, deambulando por calles de la zona.

El caso era claramente un feminicidio premeditado, ya que no hacía falta dinero y ahí todavía seguían objetos de valor de ambas. A más de seis meses de lo que sucedió, la familia de Renata exige justicia, ya que aseguran que Daniel ni siquiera ha sido interrogado.

La madre de la menor exige a autoridades que lo investiguen y que si cometió el crimen o no se pueda revisar en ese proceso. Comentó que el sujeto y su familia incluso se mudaron de colonia después de lo que pasó.

Familiares también revelaron que los peritajes están sumamente retrasados, asegurando que la casa en la que la menor fue asesinada continúa asegurada y no pueden regresar a vivir allí hasta que retiren los sellos.

Con información de Tribuna