Crítica Cinematográfica: El Conjuro 3 Crítica Cinematográfica: El Conjuro 3

Crítica Cinematográfica: El Conjuro 3

Crítica Cinematográfica: El Conjuro 3 Crítica Cinematográfica: El Conjuro 3 Crítica Cinematográfica: El Conjuro 3

Sin aparente intención de cerrar la trama, podríamos ver una continuación de esta historia en algunos años.

Toluca, Estado de México a 07 de junio de 2021.

Los Warren, Ed y Lorraine interpretados por los actores Patrick Wilson y Vera Farmiga, regresan con una tercera entrega de la exitosa franquicia “El Conjuro” de la cual se desprendieron otras series de películas como “Annabelle” y “La Monja”, cintas que han tenido pesé a su repetitiva formula una muy buena respuesta por parte del público mexicano.

En esta nueva historia la pareja de investigadores presentan un terrorífico caso de posesión satánica que sirve como alegato en una corte de los Estados Unidos para defender un acto de homicidio por parte de uno de los personajes principales de esta historia.

Este terrorífico caso basado en “hechos reales”, reta a los protagonistas para poner a prueba sus dones paranormales con el fin de salvar al acusado de una terrible sentencia, incluso aunque esto les implique poner en riesgo sus propias vidas.

Al igual que en sus antecesoras la película “El Conjuro 3: el diablo me obligó a hacerlo”, la trama presenta objetos claves que terminarán en la colección privada de los Warren, junto a la nada tierna muñeca Annabelle y que es un posible indicio de muchas más películas.

Cabe mencionar que el cineasta Michael Chaves entro a ocupar el rol de director dentro de esta cinta que había sido ostentado por James Wan en las últimas dos producciones, lo que permitió ver en este largometraje nuevas ideas en el desarrollo de la historia con una duración de 1 hora con 52 minutos.

LO BUENO:
El desarrollo de la película tiene un buen ritmo desde los primeros minutos; lo que permite adentrarse a la historia de golpe sin una presentación lenta de los personajes que en la mayoría de las ocasiones resulta aburrido para los fanáticos del terror y el suspenso.

Los escenarios obscuros con una iluminación en tonos naranja hacen que el espectador se encuentre en todo momento a la defensiva con el afán de no ser sorprendido por un grito macabro o una aparición repentina.
Dentro de la trama los protagonistas se trasladan por muchos más escenarios lo que rompe con sus antecesoras en donde la trama se desenvolvía en un mismo lugar, cambio que da mayor contexto a los espectadores de los espacios geográficos.

LO MALO:
Pese a todos los cambios la trama no te permite saborear la rivalidad entre los buenos y malos, incluso la falta de emoción en el hallazgo de pistas que llevan a descubrir quién está detrás de todo hace que su cierre parezca simple.

Pareciera un poco más de lo mismo, se repiten ideas que ya vemos en todos lados como el sacerdote solitario que se retiró de la iglesia por combatir al demonio fuera de horas de trabajo y otras tantas situaciones que van haciendo que la trama sea predecible y poco sorprendente.

Calificación: 6.0 (Una cinta palomera que querrás ver sólo una vez).

SÉUNO NOTICIAS / EDUARDO ABRAHAM CRUZ VALDES / FOTOS

Síguenos en TWITTER, INSTAGRAM y Google News