Ciudad de México.- La caja de cartón de gran tamaño pretendía ser enviada desde Memphis, Tennessee, – al oeste de Estados Unidos -, hasta Asia, con documentos que señalaban que se trataba de un «obsequio», pero los elementos de Aduanas y Protección Fronteriza sospechaban que algo raro tenía el cargamento, por lo que pidieron el apoyo del Servicio de Pesca y Vida Silvestre.

Al abrir el contenedor, los inspectores federales descubrieron latas de leche para bebé con orificios, forradas de papel aluminio y en su interior, calcetas deportivas de color blanco con tortugas terrestres endémicas de México, envueltas con cinta adhesiva.

Las dos agencias de Estados Unidos dieron seguimiento a este primer hallazgo realizado el 24 de marzo, para descubrir otras 16 tortugas de caja el 2 de abril, escondidas de la misma manera, aunque esta vez los documentos de envío describían el paquete como «repuestos para bombas hidráulicas».

El tercer decomiso se hizo el 20 de abril, cuando se encontraron otras seis tortugas de caja, que se intentaron traficar de manera ilegal con el mismo modus operandi, pero ahora como si fueran «repuestos para máquinas de coser».

Las 42 tortugas deshidratadas y con un fuerte estrés por el hacinamiento, fueron enviadas de inmediato al Zoológico de Memphis para su atención médica, pero lamentablemente dos ejemplares murieron por su precaria condición de salud.

Con información de Excelsior

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook