Si el Congreso de Tamaulipas no acata la orden emitida por el Congreso de la Unión sobre el desafuero de García Cabeza de Vaca, abre la posibilidad que desaparezcan sus poderes.

“La Constitución es muy clara al establecer que cuando la Cámara de Diputados se transforma  en Juzgado de Procedencia sus resoluciones son inatacables” explicó  Luis Torres Aliyán, abogado con especialidad en Derecho Constitucional ante el desafuero que el Congreso de la Unión hizo pero que el Congreso Local la frenó al respaldar al gobernador.

Tras la destitución del gobernador de dicho estado, quien se queda en su lugar de manera inmediata es el Secretario General, Cesar Augusto Verástegui Ostos y una vez que la Cámara de Diputados dio su determinación comenzaron a correr 48 horas para que el Congreso del Estado designe uno interino.

No obstante, el Presidente del Congreso de Tamaulipas, Gerardo Peña Flores, aclaró que él no pondrá ningún sustituto pues no le queda claro a quién le corresponde quitar el fuero a su gobernador.

Con información de Excelsior

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook