Debe terminarse con gritos y golpes que afectan el sano desarrollo de niñas y niños.

 La Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem) se pronuncia por una educación positiva y no violenta para las niñas y los niños, quienes merecen vivir y crecer protegidos, respetados, sanos y felices; pues aun cuando la legislación de los órdenes estatal, nacional e internacional los protegen, en la vida diaria son ignorados, vejados, abandonados e, incluso asesinados.

Es urgente y necesario erradicar los malos tratos, insultos, gritos, golpes, amenazas, humillaciones y otras prácticas cotidianas que los denigran, los humillan y ponen en riesgo su integridad y su vida; la ley lo prohíbe y establece penas, pero la violencia contra ellos no para.

En el marco de la conmemoración del Día del Niño y de la Niña, esta Defensoría de Habitantes hace un llamado a padres y madres de familia, a la sociedad toda, para que se comprometan a conocer y respetar los derechos humanos de la infancia; a criar y a educar sin violencia y a fomentar y defender el respeto hacia su persona.

Todas las personas deben escuchar a las niñas y los niños, considerar sus opiniones, tomar en cuenta sus propuestas y siempre ser amables con ellos, procurándoles un desarrollo sano y pleno en el que se sientan seguros, amados y respetados.

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de México se ha congratulado por las reformas a la legislación estatal, como la Ley de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, la Ley de Educación y el Código Civil, mediante las cuales la LX Legislatura local aprobó la prohibición del castigo corporal o físico a quienes ejerzan la patria potestad, tutela y custodia, a fin de proteger a la infancia y evitar el uso de manotazos, bofetadas, pellizcos, mordidas o quemaduras para “educarlos”.

De acuerdo con estudios que advierten el notorio impacto de la pandemia de COVID-19 entre la población infantil, la niñez es la víctima oculta de ese fenómeno biosocial, pues los estragos causados afectan varios de sus derechos humanos, como el de la educación y la alimentación, a lo que se suma el aislamiento social, la pobreza y la violencia en casa.

De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), en México, solo uno de cada seis niños, niñas y adolescentes pudo tomar clases en línea durante el cierre del ciclo escolar 2019-2020 debido a la falta de recursos tecnológicos; asimismo, la crisis económica provocó que en 71% de los hogares se redujeran los ingresos, lo cual afectó el acceso a otros derechos.

La Codhem reitera el llamado a las personas adultas para que se comprometan con las personas menores de edad; que aprendan a relacionarse con ellas con respeto y amabilidad, que los escuchen y atiendan evitando siempre el castigo corporal que no solo daña la piel sino su salud emocional y mental, su capacidad de ser felices y empáticos, generando también dolor, rencor, traumas y lesiones de por vida.

Esta defensoría del pueblo mexiquense espera que este 30 de abril sea también el día del respeto a los derechos humanos de las niñas y los niños.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook