Fue durante la noche del sábado en una granja ubicada en el Ejido Sacramento, al norte de la ciudad de Chihuahua, donde los elementos que vigilaron la zona dieron cuenta sobre un evento que se realizaba en el interior, al momento de inspeccionar obervaron que es trataba de una boda.

Al realizar el conteo, cercioraron que había 70 personas, las cuales no contaban con sana distancia, ni permiso para consumir bebidas embriagantes.

Por lo anterior, procedieron a clausurar el lugar y desalojar el evento, pues durante el supercierre están prohibidas la realización de eventos de este tipo.

Además, se encontraban cerca de 30 niños, los cuales permanecían en un área con brinca brinca.

Con información del Tiempo

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook