Con presencia de la Guardia Nacional y policías municipales y estatales, personal de emergencias de Protección Civil y Bomberos de Ecatepec, de la Fiscalía General de la República y de PEMEX participaron en el cateo de un tercer predio que podría estar implicado en el delito de robo de hidrocarburos en la colonia Ejidos de Santa María Tulpetlac.

Datos preliminares indican que desde la toma clandestina ubicada en avenida Gran Canal se detectó una manguera que atraviesa de manera subterránea uno de los dos primeros predios implicados y desemboca en otro terreno ubicado a espaldas de éstos en un andador entre Avenida Gran Canal y la calle Higuera.

Para determinar si los conductos eran utilizados para extraer el combustible, ingenieros de Pemex realizaron una serie de pruebas en el lugar, además de que elementos federales peinaron la zona en busca de objetos que pudieran revelar que ahí se llevó a cabo el “huachicoleo” del hidrocarburo.

El cateo comenzó alrededor de las 07:00 horas de este domingo y duró varias horas, en busca de evidencias que vinculen al lugar con dicha actividad ilícita.

La noche del pasado 29 de marzo un fuerte olor a combustible en la zona movilizó a los servicios de emergencia para detectar el origen y prevenir algún siniestro.

Tras varias horas de trabajo, las autoridades localizaron una toma clandestina y dos predios, en los que se presume extraían y almacenaban el combustible robado, pues encontraron artefactos hechizos que podrían ser utilizados para delinquir.

El viernes por la mañana se realizó un primer cateo en los primeros dos terrenos, donde se ubica una bodega de almacenamiento de plásticos, encontrando cientos de bidones en los que al parecer se almacenaba el hidrocarburo robado.

Las autoridades federales continúan con la investigación para determinar el punto definitivo donde era robado el combustible del ducto Tuxpan-Azcapotzalco, mismo que desde hace varios años presentaba disminución en su capacidad.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook