La iniciativa reconoce cinco agrupaciones lingüísticas: mazahua, otomí, nahua, matlatzinca y tlahuica.

Para proteger los derechos lingüísticos, individuales y colectivos de los pueblos o comunidades originarias de la entidad y promover el uso cotidiano de las lenguas indígenas, el grupo parlamentario del PRD en el Congreso local propuso expedir la Ley de Derechos Lingüísticos del Estado de México.

La iniciativa de ley, presentada por las diputadas Araceli Casasola Salazar y Claudia González Cerón, así como su coordinador parlamentario, el diputado Omar Ortega Álvarez, considera que las lenguasindígenassonparteintegrantedelpatrimonioétnicodelEstadodeMéxico, en el cual se reconocen actualmente cinco agrupaciones lingüísticas principales: mazahua, otomí, nahua, matlatzinca y tlahuica, sinperjuiciodelas queseanreconocidasposteriormente.

            Por ello, pide considerara estas agrupaciones lingüísticas y al español como lenguas nacionales por su origen histórico, con la misma validez para su uso en los ámbitos público y privado en el territorio, localización y contexto en que se hablen.

            De ser aprobada esta ley, las lenguas indígenas serán válidas, al igual que el español, en cualquier asunto o trámite de carácter público, así como para acceder plenamente a la gestión, servicios e información pública. Para ello, el Estado garantizará la existencia de traductores e intérpretes en todas las instituciones públicas, que garanticen la atención a la población indígena, sin distinción alguna, en las áreas encargadas de la procuración y administración de justicia, educación, salud, medios de comunicación y derechos humanos.

            La legisladora Araceli Casasola señaló que esta ley reconoce la pluriculturalidadde la entidad, donde actualmente, de acuerdo con el Consejo Estatal para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (Cedipiem), más 400 mil personas hablan alguna lengua indígena o maternade las 68 registradas en el país.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook