La egresada de la UAEM, señaló la importancia de que los futuros profesionales adquieran habilidades como la adaptación a cualquier tipo de circunstancia, capacidad de reinterpretar la arquitectura según el contexto y con ello solucionar problemáticas reales.   

El futuro de la arquitectura se perfila a lo social, es decir, la creación de proyectos que ayuden a las personas a mejorar su calidad de vida en los espacios donde habitan y que sean multifuncionales, afirmó la especialista y egresada de la Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad Autónoma del Estado de México, Alejandra Nicolau Mora, quien participó en la actividad académica “Cátedras Abiertas”. 

          Al ofrecer la conferencia virtual  “Arquitectura cínica”, la ponente compartió su experiencia cuando su estudio cerró debido al confinamiento por la pandemia de Covid-19, por lo que debió generar nuevos proyectos y espacios virtuales, como la escuela en línea “Tachuela, restauración y diseño” y el blog “Arquitectura cínica”. 

 La universitaria reflexionó sobre la importancia de que los futuros profesionales adquieran habilidades como la de adaptación a cualquier tipo de circunstancia, capacidad de reinterpretar la arquitectura según el contexto y con ello solucionar problemáticas reales como lo acontecido durante el último año, que se caracterizó por convertir el hogar en un espacio multifuncional. 

 “Al egresar es sumamente difícil que los  profesionales de la arquitectura y el diseño sean especialistas, ya que las necesidades cambian constantemente, por lo que es necesario reinterpretar el quehacer arquitectónico y proponer soluciones a problemáticas reales”,abundó Nicoalu Mora.  

 Argumentó que la arquitectura social representa uno de los mejores proyectos profesionales en la actualidad, pues, es posible ayudar a que la gente habite en espacios de mayor calidad.  

            Asimismo, dijo, las propuestas arquitectónicas y de diseño de interiores deben ser proyectos amigables con el medio ambiente por lo que el uso de mobiliario antiguo es viable ante la urgencia mundial de reciclar y renovar lo que se utiliza en la vida cotidiana.  

        Nicolau Mora expresó que ante la falta de programas de especialización en materia de restauración y diseño de interiores, creó la propuesta de Diplomado de Diseño de interiores, que le permitió adquirir experiencia administrativa en el ámbito educativo y éxito laboral.  

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook