Tras una llamada de emergencia, elementos de seguridad y Protección Civil de Zinacantepec se movilizaron esta noche a un río, por la presencia de dos ataúdes flotando; no obstante, al llegar confirmaron que no había cadáveres en su interior, por lo que las cajas serán destruidas.

Según los primeros reportes los hechos ocurrieron en el poblado San Pedro Tejalpa, donde vecinos, atemorizados por la duda hubiese cuerpos humanos en su interior, reportaron dos féretros flotando en el río que pasa por esta comunidad.

Policías municipales acudieron para asegurar la zona, mientras personal de Protección Civil y Bomberos de esta demarcación descendieron para recuperar las cajas mortuorias.

Una vez en superficie, las autoridades confirmaron que no tenían cuerpos humanos; uno estaba vacío y el otro solo tenía una cobija deteriorada.

El hecho fue notificado a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México y, debido a que pudieran haber contenido difuntos a causa del COVID-19, serán destruidos.

Carlos Martínez

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook