Señaló la especialista Patricia Hernández Bermeo durante la plática de sensibilización a distancia, organizada por la Codhem. 

Toluca, Estado de México, 28 de enero de 2021.- La interrupción legal del embarazo (ILE) forma parte de los derechos reproductivos y sexuales de las mujeres; sin embargo, la legislación de varias entidades federativas aún es restrictiva y no hay garantía de que puedan ejercerlo sin consecuencias negativas, afirmó la especialista en derechos humanos Patricia Hernández Bermeo. 

La colaboradora de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), especialista en estudios de Género, violencia y políticas públicas, consideró que la ILE es un tema de derechos humanos y una decisión personalísima de cada mujer que no debiera dar lugar a negociación alguna ni a su criminalización. 

Durante la conferencia impartida a distancia a defensoras y defensores municipales de derechos humanos, Hernández Bermeo dijo que en diversos países -como el nuestro-, se han registrado movilizaciones de mujeres para exigir ese derecho, ya que solo a ellas les corresponde decidir sobre su cuerpo, no obstante, muchas han sido encarceladas, y recientemente en Argentina fue legalizado para todo el país. 

La especialista detalló que en México la mayoría de las leyes de aborto data de la década de 1930 y, a lo mucho, la tercera parte ha sido revisada y actualizada, pero eso no ha obstado para que se sigan violentando los derechos de las mujeres; por ejemplo, dijo, está aprobado el aborto terapéutico por motivos éticos como el haber sido violada, pero la víctima debe demostrarlo, lo cual recurrentemente conlleva la revictimización. 

El aborto eugenésico, por malformaciones del producto, está avalado solo en 13 entidades del país y, cuando pone en riesgo la vida de la mujer, en 29 estados; también puede practicarse cuando el embarazo es producto de inseminación artificial sin consentimiento de la mujer y, solo en Yucatán, cuando la mujer viva en situación de pobreza y ya tenga tres hijos. 

Refirió que, en tanto, la necesidad de proteger la salud y la vida de las mujeres abarca la eficiencia y fortalecimiento de la educación sexual de niñas, niños y adolescentes, así como de los servicios de salud reproductiva, brindando mayor información sobre métodos anticonceptivos y concienciación acerca de los derechos y libertades de las mujeres en torno a su cuerpo y su sexualidad. 

Por último, la ponente subrayó que el tema de interrupción legal del embarazo no debe dejarse de lado, sino seguir analizándose e impulsando el cumplimiento y ejercicio de los derechos de las mujeres, para garantizar el respeto a su dignidad humana, tal como lo impulsa la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, encabezada por el doctor Jorge Olvera García. 

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook