Bajo la etiqueta #AbrimosOMorimos en redes sociales, empresarios dueños de restaurantes en la Ciudad de México aseguran que abrirán el próximo lunes para dar servicio en los locales, lo cual no está permitido por el semáforo rojo de riesgo Covid-19.

Los restauranteros aseguran que abrirán con todos los protocolos de Mesa Segura que ha publicado la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

“Hablaremos con nuestro personal para pedirles que sean extremadamente cautelosos, que cuiden su salud, la de sus familias, sus compañeros y de nuestros clientes”, indican las medidas que difunden en redes sociales.

“Si se presenta personal del Invea (Instituto de Verificación Administrativa) o cualquier autoridad que quiera llevar a cabo una inspección, seremos absolutamente respetuosos, ellos, igual que nosotros, están trabajando”.

Agregan que usaremos como referencia la propuesta que presentaron las cámaras del sector para funcionamiento en semáforo rojo, con la intención de tratar de llevar al mínimo el aforo y operar en niveles de subsistencia.

  • Apertura con un aforo del 25% interiores y 35% en terrazas. 
  • Mesas de 6 comensales máximo. 
  • Horario de cierre a las 22:00 horas de lunes a domingo.
  • Uso del código QR para rastreo. 
  • Muestreo de empleados semanal al 5% de la planilla con pruebas Covid-19 en establecimientos con más de 50 trabajadores.

Asimismo, avisan que en donde el espacio lo permita, considerarán instalar mesas sólo en patios, terrazas, banquetas o espacios con buena ventilación.

“Sensibles de la situación sanitaria actual y convencidos de que o #AbrimosOMorimos, seguiremos cuidando la seguridad y salud de nuestros trabajadores, clientes y proveedores”, afirmaron los empresarios.

Gobierno pide diálogo

En respuesta al llamado de los dueños de restaurantes, el gobierno de la Ciudad de México los exhortó a seguir sólo con sus actividades en la modalidad de dar servicio sólo para llevar.

Además, les pidieron acudir a mesas de trabajo para tratar temas de la próxima reapertura de los restaurantes, de manera gradual y progresiva, en función de los avances que se registren en el combate a la pandemia.

La administración capitalina invitó a las reuniones a los agremiados de la Canirac, de Directores de Cadenas de Restaurantes (Dicares), de la Asociación Mexicana de Restaurantes (AMR) y restauranteros independientes.

La Secretaría de Gobierno local indicó en un comunicado que durante las mesas de trabajo se analizará la pertinencia de los protocolos de Mesa Segura, planteadas por los empresarios.

Aunado a esto, recordó que se otorgarán la facilidad de no pagar durante enero el Impuesto sobre Nómina, cantidad que suma 20 millones de pesos; además, señaló que se beneficiará con los 100 mil apoyos directos, por 2,200 pesos a empleados del sector, por un total de 220 millones de pesos.

Redacción Forbes

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook