Lo que comenzó como una jornada de limpieza, un esfuerzo ciudadano por mantener la Laguna de Ojuelos, terminó en un zafarrancho debido a que un abogado aseguró que el predio es privado.

A las 8:00 de la mañana vecinos de San Luis Mextepec y La Joya llegaron a Ojuelos, con palas, picos y guantes para limpiar la Laguna que hoy está seca, para que, una vez que llegue la temporada de lluvias, la basura no sea parte del atractivo.

Todo corría con normalidad, incluso están presentes trabajadores del ayuntamiento apoyando a las cuadrillas de limpieza cuando elementos de la policía municipal llegaron acompañando a Juan Cabrera Contreras, representante de las familias de Ana María de Arochi y Virginia Ruiz de San Román, mismas que se ostenta como dueñas del cuerpo de agua.

Entonces las agresiones comenzaron. Jaloneos entre elementos de seguridad y los voluntarios, así como insultos, fueron parte de la irrupción de un acto programado para ayudar al ambiente.

Los ejidatarios de San Luis Mextepec presentaron un documento en el que se mostraba que tienen la concesión del cuerpo de agua hasta 2031 por parte de la Comisión Nacional de Aguas.

Para deslindar responsabilidades, representantes de las cuadrillas de limpieza así como el abogado fueron trasladados al Ministerio Público para deslindar responsabilidades pues mientras uno acusa despojo e invasión de predio, el resto señala un uso excesivo de la fuerza pública.

Cabe destacar que la CEPANAF tiene catalogado al cuerpo de agua como Santuario del Agua de la Laguna de Ojuelos.

Para no interrumpir la labor ciudadana, tras los hechos las cuadrillas continuaron con la limpieza.

Pedro Pérez

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook