El subsecretario de Salud presentó una disminución leve en sus niveles de oxigenación, por lo que por recomendación médica recibe oxígeno.

El pasado sábado López-Gatell confirmó que tenía COVID-19, por lo que desde entonces se mantiene en aislamiento.

Ante esa situación, sus colaboradores José Luis Alomía, director general de Epidemiología, y Ruy López Ridaura, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades, se mantienen a autoaislamiento de manera preventiva.

El funcionario federal indicó ese día que tenía síntomas leves, por lo que continuaría con sus labores al frente de la pandemia desde casa.

Un día antes, el estratega federal contra la pandemia por COVID-19 ofreció la conferencia sobre el avance la pandemia en Palacio Nacional, donde tuvo contacto con Ana Lucía de la Garza Barroso, directora de Investigación Operativa Epidemiológica. Previamente tuvo contacto con José Luis Alomía en el mismo espacio.

Redacción Expansión

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook