De manera inesperada, el partido entre Santos y Monterrey tuvo que ser detenido por algunos minutos por una tormenta de arena que invadió la cancha el Territorio Santos Modelo.

Por ahí del minuto 64 de acción, poco a poco se perdió la visibilidad, por lo que el árbitro César Arturo Ramos tomó la decisión de parar por un momento el partido, mientras se esparcía la nube de tierra que complicó la visibilidad de jugadores y silbante.

Un panorama muy peculiar fue el que presenciaron los jugadores de ambos equipos, quienes se miraban unos a otros, a la espera de que todo volviera a la normalidad.

El árbitro dialogó con algunos de los futbolistas, aunque ambos equipos se mantuvieron firmes sobre el terreno de juego, a la espera de que volviera a rodar el balón, cosa que sucedió instantes después, sin problema alguno, ya con el marcador 1-0 a favor de Santos Laguna en el encuentro correspondiente a la Jornada 6 de la Liga MX.

Foto: @ClubSantos

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook