La pandemia de Covid-19 ha hecho que cientos visiten los locales de hierbas en el Mercado 16 de Septiembre antes de que termine el año, pues antes de comprar borreguitos de la abundancia, adquieren velas para la salud.

Así lo reconoció Antonia Terrón Araujo quien se dedica a la comercialización de hierbas medicinales pero también de amuletos, velas y aromas para alejar la enfermedad, sino atraer el dinero, la buena suerte y el amor.

Si bien en años pasados la búsqueda de amuletos se centraba en aquellos que atraen la abundancia, hoy Toñita, como es conocida la comerciante asegura que la gente se conforma con conservar sus empleos, pues las consecuencias de la Covid-19 no sólo han sido epidemiológicas, sino también monetarias.

“Lo que más se está vendiendo son las veladoras blancas, las están encomendando mucho a la Virgen de Guadalupe, a Dios Nuestro Señor, eso es lo que se está vendiendo mucho, lo están pidiendo mucho”.

Este año, debido a las condiciones económicas, Toñita puso precios accesibles, por lo que desde los 10 pesos se pueden adquirir las velas parada salud, mismas que ya van curadas y para encenderse se necesita decir una oración previa.

Además, como el próximo año chino será el del buey de Metal, que representa la prosperidad a la que se llega gracias al trabajo fuerte y la determinación, y a veces se le relaciona con la tranquilidad, pasividad y nobleza de la vaca o el ternero, las figuras de este animal ya están listas en los locales de yerbas del zoco toluqueño.

Por otra parte, de los rituales más pedidos para cerrar el Año Viejo y recibir con la mejor energía posible el 2021 son las limpias, sin embargo, por la pandemia de Covid-19, las “Entre 30 y 31 la gente, bueno los clientes, tengo clientes desde hace 20 o 30 años que, antes de irse a cenar con sus familiares, se vienen a limpiar y aparte llevan el Buda, el elefante, el cochinito de la abundancia, para sus negocios y gracias a Dios a sacado cadenas de negocio.Estamos dando servicio a domicilio, ya los clientes están pidiendo para no venir hasta acá”.

Pero no es el único ritual, pues la venta de ropa interior roja y amarilla se ha reactivado en las inmediaciones de los zocos de la capital mexiquense, aunque se reconoce, lo que más se busca son los amarillos que atraen el dinero.

“Este año la gente más que buscar el amor están buscando todo lo que se tenga a la mano para poder tener dinero en sus bolsas, sí notamos que no es como otros años pues no llegan buscando dinero de más, sino mantenerlo en sus bolsillos o encontrar trabajo, ha sido un año bine difícil por el bicho”, comentó una de las vendedoras de las prendas íntimas que se encuentran en todas formas y para todos los gustos.

Así, en vísperas del Año Nuevo, cientos ya buscan los elementos con los que cumplirán la tradición de pedir con las 12 campanas lo que buscan para el ciclo que comienza.

Por: Pedro Pérez

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook