Un sismo de magnitud 6,4 sacudió una ciudad de Croacia el martes, en un hecho que dejó al menos seis muertos y 20 heridos y se sintió en varios países vecinos, dijeron funcionarios y testigos.

Trabajadores de los servicios de emergencia rescataron a varias personas de entre los escombros de edificios derrumbados en la localidad de Petrinja.

El temblor también se sintió en la capital croata, Zagreb, y en Viena. Eslovenia cerró su planta nuclear como medida de precaución.

El Centro Alemán de Investigación de Geociencias GFZ dijo que el terremoto tuvo una profundidad de 10 kilómetros y que el epicentro fue en Petrinja, a 50 kilómetros de Zagreb.

El temblor, que tuvo lugar a una profundidad de 10 km alrededor de las 11H30 GMT, se sintió con fuerza también a unos 50 km del epicentro, en la capital Zagreb, donde la gente asustada salió a las calles, constató la prensa.

Imágenes de la ciudad, donde viven unas 20 mil personas, mostraban el colapso de techos y calles con ladrillos y escombros.

Rescatistas y el ejército fueron desplegados para buscar a posibles residentes atrapados entre escombros de los edificios dañados.

Tengo miedo, no puedo contactar a nadie en casa porque las líneas teléfonicas están muertas”, declaró una mujer de Petrinja a N1.

El temblor tuvo lugar un día después de otro sismo de menor magnitud en Petrinja que causó daños en edificios.

Un terremoto de 5.3 sacudió en marzo la capital croata, provocando importantes destrozos materiales.

Los Balcanes son una zona de fuerte actividad sísmica.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook