Empresarios y líderes piden aprobar aplicación de pruebas rápidas en IMSS

Empresarios y líderes piden aprobar aplicación de pruebas rápidas en IMSS Empresarios y líderes piden aprobar aplicación de pruebas rápidas en IMSS Empresarios y líderes piden aprobar aplicación de pruebas rápidas en IMSS

Empresarios y líderes sindicales del Estado de México pidieron que, ante el repunte de casos, las oficinas centrales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) aprueben la aplicación de las pruebas rápidas de antígeno en las Unidades de Medicina Familiar a partir de esta semana ya que actualmente solo se hacen en los hospitales.

El miedo a ir a los nosocomios así como la falta de síntomas graves, señalaron, han hecho que los trabajadores paguen hasta 3 mil 600 pesos por la prueba en el mejor de los casos, pues muchos son asintomáticos y continúan infectando a sus familias y colaboradores.

Con esto además, se le daría certeza al trabajador sobre su salario ya que podría cobrarlo al 60 por ciento por incapacidad de enfermedad general y se aliviaría la carga a las empresas, evitando despidos.

“Queremos que el trabajador vaya a su Unidad de Medicina Familiar, a su clínica de adscripción, ahí mismo le apliquen la prueba de antígeno, que es, como ustedes lo saben, una prueba donde se aplica un hisopo nasofaringeo y en cuestión de 5-10 minutos, le dan los resultados. Si saliera positivo, en este momento, el trabajador empieza a tener el tratamiento inmediato para que no avance la infección viral”, comentó Jorge Díaz Galindo, Oficial Mayor de la CTM.

Destacó que el costo de cada prueba de antígeno ronda los 150 pesos, por lo que se deben sumar las acciones federales a las aplicadas por el Estado de México y la Ciudad de México.

Asumimos, consideraron que es necesario que se cree una Comisión Epidemiológica de la Megalópolis pues hay acciones que no están coordinadas cuando a sus habitantes interactúan todos los días sin importar en que entidad están.

Finalmente se dio a conocer que 7 por ciento de los nuevos casos confirmados de Covid-19 corresponden a trabajadores afiliados al IMSS, sin embargo, muchos no están detectados por lo que urge que se apliquen más pruebas para frenar los contagios y aislar oportunamente a los pacientes pues los asintomáticos son muchos y en la mayoría de los casos desconocen su estado serológico.

Pedro Pérez