Aplicación de muerte digna privilegia debe llevar un acompañamiento profesional Aplicación de muerte digna privilegia debe llevar un acompañamiento profesional

Aplicación de muerte digna privilegia debe llevar un acompañamiento profesional

Aplicación de muerte digna privilegia debe llevar un acompañamiento profesional Aplicación de muerte digna privilegia debe llevar un acompañamiento profesional Aplicación de muerte digna privilegia debe llevar un acompañamiento profesional

Su aplicación debe llevar un acompañamiento profesional en el que además de los médicos participen los tanatólogos. 

Toluca, Méx. – 21 de diciembre de 2020. La muerte digna es una realidad en el mundo, donde se privilegia el buen vivir; sin embargo, su aplicación debe llevar un acompañamiento profesional en el que además de los médicos participen los tanatólogos, dando las herramientas que permitan un desarrollo emocional positivo del paciente y las personas que lo rodean, sostuvo el especialista Javier Jaimes Cienfuegos. 

Al dictar la conferencia “Tanatología para nuestros días”, en el marco de las actividades del Segundo Encuentro Internacional de Ciencias Penales. Entre las enfermedades y la humanidad, organizado por la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma del Estado de México, el experto compartió cómo la tanatología ayuda a enfermos terminales a tener un proceso adecuado tras tomar la decisión de tener una muerte digna, ya que en ocasiones el sufrimiento emocional llega a ser más fuerte que el físico. 

“La muerte digna busca proveer al paciente de las mejores condiciones físicas, psicológicas y sociales, procurando ser congruentes con la realidad y la escala de valores del individuo, de tal modo que se conserve hasta el último momento la dignidad y respeto que merece como ser humano”.  

Jaimes Cienfuegos refirió que una muerte digna es parte del buen vivir, donde las decisiones ante una posible pérdida se toman de manera consciente y con el acompañamiento de los procesos emocionales. 

Indicó que la tanatología no es exclusiva para la atención de la muerte de las personas, sino de pérdidas en general que sean significativas para las personas, que puede ir desde la juventud, pareja, parte del cuerpo, con enfermedades crónico-degenerativas, negocio y familia, entre otras. 

Afirmó que la falta de capacidad de conducción al duelo puede llevar a las personas a la depresión, consumo de drogas, a los excesos, abandonar la vida y formas autodestructivas. 

En cuanto a sus diferencias con la psicología, Javier Jaimes Cienfuegos aseveró que la tanatología va dirigida hacia el duelo, siempre y cuando haya una pérdida significativa. “La tanatología es llegar a algo tan básico, pero que es muy complejo de asimilar como la aceptación”. 

Síguenos en TWITTER, INSTAGRAM y Google News