La tasa de mortalidad fue del 16.9 por ciento frente al 5.8 por ciento, lo que es “particularmente sorprendente cuando se recuerda que la temporada de gripe 2018-2019

La enfermedad causada por el virus SARS-CoV2, COVID-19 tiene una mortalidad tres veces mayor que la gripa estacional, según un nuevo estudio publicado en The Lancet.

Según investigadores en Francia que compararon a 89 mil 530 pacientes hospitalizados con COVID-19 a principios de este año con 45 mil 819 pacientes hospitalizados con gripa entre diciembre de 2018 y febrero de 2019.

La tasa de mortalidad fue del 16.9 por ciento frente al 5.8 por ciento, lo que es “particularmente sorprendente cuando se recuerda que la temporada de gripe 2018-2019 había sido la peor en los últimos cinco años en Francia, en términos de número de muertes”, dijo en un comunicado de prensa la Dra. Catherine Quantin, del Hospital Universitario de Dijon.

Más pacientes con COVID-19 llegaron a la unidad de cuidados intensivos (16.3 por ciento versus 10.8 ciento) y la estadía promedio en la UCI fue casi el doble (15 días contra ocho días), informó su equipo en The Lancet Respiratory Medicine. Los pacientes con COVID-19 también tenían más probabilidades de necesitar ventilación mecánica y de sufrir insuficiencia pulmonar.

Los investigadores dicen que sus hallazgos refuerzan la importancia de prevenir la propagación de ambas enfermedades a medida que los países de todo el mundo se enfrentan a una segunda ola de infecciones por COVID-19 que se superponen con el inicio de la gripa estacional.

“El hallazgo de que la tasa de muerte por 19-COVID fue tres veces mayor que la de la influenza estacional es particularmente sorprendente cuando se recuerda que la temporada de influenza 2018/2019 había sido la peor en los últimos cinco años en Francia en términos de número de muertes,” dijo Quantin.

Pero el estudio, financiado por la Agencia Nacional de Investigación francesa, menciona varias limitaciones.

En particular, las prácticas de prueba de la gripa probablemente variaron entre los hospitales, mientras que las pruebas de COVID-19 habrían sido más comunes debido a la pandemia. Según los autores, esto puede explicar el mayor número de pacientes ingresados ​​en el hospital con COVID-19 en comparación con la influenza estacional.

Aún así, los autores dicen que el estudio más grande de su tipo muestra lo importante que es frenar la propagación del nuevo coronavirus.

Con información de The Lancet

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook