Toluca, México a 20 de diciembre del 2020.- Mientras los comerciantes formales, que si pagan impuestos y un derecho de piso, a partir de este sábado se vieron obligados a cerrar sus puertas derivado del regreso del semáforo epidemiológico en rojo, el ambulantaje y la informalidad aprovecha la situación para seguir vendiendo en todo el Estado de México.

Es el caso del mercado Juárez, mismo que se ubica a espaldas de la Terminal de Autobuses en el municipio de Toluca, dónde cientos de comerciantes ambulantes continuaron cerrando las calles, impidiendo el paso peatonal y vendiendo ilegalmente sus productos de dudosa procedencia, mientras las diferentes naves del mercado permanecieron cerradas.

Foto: Guillermo Guadarrama

“Estamos en toda la disposición de acatar lo informado por el gobernador, pero hay naves que siguen abriendo los locales y vendiendo cosas que no son de primera necesidad”, expresó Dolores Martínez López, comerciante afectada con este cierre.

Y es que de acuerdo con lo informado por el gobernador, solamente los artículos de primera necesidad podrán mantener abiertos los locales, sin embargo, aunque la mayoría de los locales en el mercado Juárez permanecieron cerrados durante este sábado, otros tantos, que no son de primera necesidad, abrieron sin ningún problema.


De acuerdo con Dolores Martínez López, comerciante de la “Nave de Secos” en dicho tianguis, señaló que hasta este sábado por la mañana ellos desconocían si se les iba a permitir abrir al menos unas horas, no obstante, a su llegada, los comerciantes no pudieron abrir sus locales mientras veían como se colocaban los ambulantes en las calles principales del mercado.

Foto: Guillermo Guadarrama

Aún así, los comerciantes formales, esperaron a poder sacar un poco de su mercancía para buscar algún otro lugar donde poder obtener algo de dinero en estás fechas tan difíciles.

Dolores Martínez, señaló que apenas había invertido en su negocio, en el que parte de su mercancía quedó en adeudo mientras que la otra parte que pudo pagar, la dejo en ceros, por lo que urge que pueda tener un lugar donde vender.

“Ya quedamos en ceros, por eso venimos a sacar nuestra mercancía, para poder venderla aunque sea afuera de mi casa pero no nos dejan”, señaló la comerciante.

“Venimos por mercancía y porque supuestamente nuestros líderes iban a hacer lo posible porque pudiéramos abrir al menos un rato, pero nos parece injusto que no nos permitan ni abrir para sacar nuestra mercancía, mientras los comerciantes ambulantes se colocan sin que nadie les diga nada”.

Por: Guillermo Guadarrama

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook