Para Laura, celebrar a la Virgen Morena en época de pandemia, era necesario, así que tomó la imagen de la Madre de América, se colocó el cubrebocas y acudió a la única Iglesia que estará oficiando misas en Toluca, la de La Santa Veracruz.

En punto de las 8:30 de la mañana comenzó la misa, la sana distancia se cuidó en el recinto, sólo dos personas por banca, la comunión en la mano y 45 minutos. No más.

Este acto para muchos fue de fe, pues al permitir las celebraciones a la Virgen de Guadalupe cumplieron con la promesa de venerar a la Morenita del Tepeyac.

Aunque fueron pocas las personas, el cuadro rompe incluso con lo que se ve en la Basílica de Guadalupe, misma que permanece cerrada desde este jueves y hasta el lunes volverá a abrir sus puertas.

“Vengo cada año, es necesario para mí fe, vinimos con la Virgen de la oficina, necesitamos salud y es lo que le pedimos a nuestra Señora, que ya el Covid se acabe y podamos regresar a nuestras vidas normales”, declaró Laura.

Al finalizar la misa, los fieles cantaron al unísono “La Guadalupana, La Guadalupana, La Guadalupana bajó al Tepeyac”, se acercaron para que le cayera agua bendita a sus imágenes y se alejaron en silencio, algunos incluso sin dar la espalda al altar donde se veneró a la Virgen.

El llamado de la Arquidiócesis de Toluca fue a no hacer misas en honor a la Virgen ya que el repunte en los casos de Covid se ha hecho manifiesto y constante en las últimas semanas.

Hasta el momento se desconoce la postura del Arzobispo Francisco Javier Chavolla Ramos sobre las seis misas que se llevarán a cabo en la Santa Veracruz entres este viernes y el sábado.

Por: Pedro Pérez

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook