Washington, Estados Unidos; 08 de diciembre de 2020.- Este martes la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha confirmado que seis personas murieron durante el ensayo de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por Pfizer y BioNTech, descartando que lo decesos estén relacionados con la fórmula aplicada.

Según la autoridad sanitaria, durante los ensayos de la fase 3 en personas, sobre la efectividad del medicamento contra la enfermedad COVID-19 (provocada por el coronavirus SARS-CoV-2), cuatro de los decesos se registraron en el grupo del placebo y dos en el grupo de la vacuna, siendo ambos fallecidos mayores de 55 años.

Uno de los dos vacunados experimentó un paro cardíaco 62 días después de recibir la segunda dosis de la vacuna y murió tres días después, mientras que el otro murió de arteriosclerosis, tres días después de recibir la primera dosis de la vacuna.

“Todas las muertes representan eventos que ocurren en la población general de los grupos de edad donde ocurrieron, a una tasa similar”, apunta el documento, asegurando que el antídoto ha mostrado ser seguro y eficaz con “un perfil de seguridad favorable, sin preocupaciones de seguridad específicas que pudieran impedir su autorización para uso de emergencia”.

El documento publicado por la FDA termina asegurando que la vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech, cumplió con los criterios de éxito prescritos” en su estudio clínico.

*Con información de: Actualidad.rt.com

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook