Redacción

Autoridades federales se han negado a indemnizar 300 millones de pesos a ejidatarios de la delegación de San Buenaventura por el uso de tierras para la construcción del Tren Interurbano México-Toluca y continuarán con un plantón en la infraestructura hasta que sean atendidos, indicó el abogado, Edgar Ocampo Hernández.

“La postura fue la misma, ellos nos piden que les permitamos retirar el equipo y que también se retire la gente. También nos dijeron en que no había problema en qué el equipo se quedara en resguardo de nosotros, siempre y cuando pues les permitiéramos quitarlo e instalar las almohadillas como originalmente lo venían haciendo, a lo cuál obviamente no accedimos”.

El diálogo fue llevado con personal de la Secretaría de Gobernación, la Agencia de Desarrollo Ferroviario Multimodal y un representante de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, pero mantendrán el bloqueo porque es una forma de presionar a las autoridades.

También procederán legalmente en contra del Delegado del registro agrario nacional en el Estado de México por el manejo de las tierras comunales, además de llamar a más grupos de ofendidos que quieran sumarse a esta causa agraria.

“En días posteriores vamos a acudir a la Secretaría de la Función Pública a iniciar una denuncia en contra de los servidores públicos que simularon pagos a favor del ejido y que aún siguen fungiendo con cargo al interior de la Secretaría de Comunicaciones”.

Indicó que los vecinos instalados en este plantón no cederán hasta que les sea resuelta su demanda. “Nos siguen presionando para que les podamos permitir el retiro del equipo y no se va a permitir, es la postura de la asamblea del ejido de San Buenaventura”.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook