El hallazgo de 12 kilómetros de paredes verticales con pinturas rupestres realizadas durante la Edad de Hielo es conocido como la ‘Capilla Sixtina del Amazonas’.

La selva del Amazonas es la región más biodiversa del planeta. No sólo alberga decenas de miles de mamíferos, aves y reptiles, además de plantas aún sin clasificar, también esconde obras de arte prehistórico que pasaron milenios sin ser descubiertas.

En 2019, un equipo de científicos dirigido por José Iriarte, arqueólogo de la Universidad de Exeter, descubrió una pared vertical con miles de pinturas rupestres que se extiende a lo largo de 12 kilómetros en la Serranía de Lindosa, en el corazón de la Amazonia colombiana.

View of rock art at the Cerro Azul hill in the Serrania La Lindosa in the Amazonian jungle department of Guaviare, Colombia, on June 8, 2018. – The Serrania La Lindosa, declared as a new Protected Archaeological Site of Colombia, is one of the places with the most abundant rock art in the world. The Serranias of Chiribiquete and La Lindosa are among the areas in Colombia that were closed to outsiders during the armed conflict and are now opening up to scientific researchers. (Photo by GUILLERMO LEGARIA / AFP)

Los acantilados de la región muestran un sinfín de obras de arte prehistórico que muy probablemente dan cuenta de una civilización perdida relacionada con los primeros habitantes del Amazonas

En las paredes, aparecen distintas figuras que van desde aves, tortugas, reptiles, formas geométricas y escenas de personas bailando o tomadas de la mano, además de huellas de un tono ocre que tienen como mínimo 12 mil 600 años de antigüedad.

El cálculo corresponde a la Edad de Hielo y se basa en la representación gráfica de mastodontes, perezosos gigantes y otros animales que habitaron lo que hoy es la selva más grande del mundo y desaparecieron hace poco más de 10 mil años de la faz de la Tierra.

Las pinturas del Amazonas también aparecen a alturas fuera del alcance de cualquier humano y fueron captadas con drones que sobrevolaron la zona. Los arqueólogos consideran que la civilización que las elaboró utilizó niveles creados con madera para pintar en la parte más alta de las paredes de piedra.

Según The Guardian, el acceso al sitio es tan remoto, que los arqueólogos tuvieron que manejar dos horas desde el poblado de San José del Guaviare y posteriormente caminar otras cuatro horas para llegar al área donde se encuentran las pinturas rupestres.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook