En el Estado de México, 31 mil 111 personas viven con VIH o SIDA, de éstas, 22 mil 720 ya desarrollaron el síndrome de inmudeficiencia adquirida por lo que están bajo esquemas de antirretrovirales, sin embargo, debido a la pandemia de Covid-19 la atención y seguimiento a este sector se ha visto afectada.

A decir de Ramón Medina, presidente de Cromosoma de Vhida y Cultura Diversa A.C., es necesario que las autoridades de salud hagan un esfuerzo para dar seguimiento médico a los pacientes con esta condición serológica, debido que se han limitado a ser “repartidores de medicamentos y condones”.

Destacó que si bien hay facilidades para adquirir los tratamientos que en el sector privado cuestan entre 5 y 10 mil pesos mensuales, es necesario recordar que los pacientes con el virus de la inmunodeficiecia humana, son un sector vulnerable ante la pandemia.

Si bien reconoció que quienes están en tratamiento han extremado precauciones, han tenido que seguir con sus vidas para poder mantener sus ingresos, por lo que hizo un llamado a no hacer una categorización de pacientes de primera y segunda, por lo que el acceso a la salud debe respetarse con o sin emergencia sanitaria.

“Han extremado precauciones, mediante pláticas que llevamos permanentemente con este sector de la población, ha sido que redoblen esfuerzos en cuanto al cuidado porque las defensas y son más propicios a contraer alguna enfermedad, sobre todo respiratoria”.

Si bien se reconoce que su salud mental también se ha desmejorado por el estrés y ansiedad que ha causado la pandemia en la población en general, el llamado es a las familias, a sus redes de apoyo.

“Pero extremando cuidados, mediante las reuniones que tenemos periódicamente, las visitas, los grupos de autoapoyo, yo creo que sensibilizamos tanto a la persona que vive con VIH como al familiar, que es algo muy importante para el respaldo y apoyo de la persona que vive con VIH”, añadió.

Finalmente hizo un llamado a la Secretaría de Salud para ofrecer las facilidades para la vigilancia y no limitarlo a dar pastillas o métodos de protección, ya que en esta temporada los pacientes serológicos son presa fácil de as enfermedades oportunistas.

Pedro Pérez

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook