Los representantes de México del Partido Demócrata, Gricha Raether, y del Partido Republicano, Gricha Raether, coincidieron en que eliminar la figura de la subcontratación en el país es riesgoso para las inversiones y las empresas.

Si bien Gricha Raether reconoció que el gobierno estadunidense no se involucra en medidas de carácter local, no es positivo que se prohíba el outsourcing o subcontratación.

Por ello, de llegar Joe Biden a la presidencia de Estados Unidos se buscará que se respeten los lineamientos del tratado comercial en materia de empleo y que no se atente contra los intereses de las empresas americanas, de lo contrario habría una intervención.

“En el momento que se transgreda esos derechos de las empresas y que de alguna forma les afecten directamente, violentando ese tratado de libre comercio y los intereses privados en ambos países, ahí sí, sin duda, podría generar algún tipo de intervención. Es una situación muy preocupante y de eso no hay ninguna duda”, manifestó.

Por su parte, Larry Rubin coincidió en que la subcontratación es una herramienta importante para crear empleo, por lo que eliminarla puede ser un desincentivo a la inversión.

El personal contratado por outsourcing representa 15.5% del empleo en el país. Fuente: Censos Económicos 2019 del Inegi.

Fuente: Excelsior

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook