En el ejercicio de nuestra profesión, nos interesamos por salud y bienestar de derechohabientes: Luis Enrique Tenorio Vieyra En el ejercicio de nuestra profesión, nos interesamos por salud y bienestar de derechohabientes: Luis Enrique Tenorio Vieyra

En el ejercicio de nuestra profesión, nos interesamos por salud y bienestar de derechohabientes: Luis Enrique Tenorio Vieyra

En el ejercicio de nuestra profesión, nos interesamos por salud y bienestar de derechohabientes: Luis Enrique Tenorio Vieyra En el ejercicio de nuestra profesión, nos interesamos por salud y bienestar de derechohabientes: Luis Enrique Tenorio Vieyra En el ejercicio de nuestra profesión, nos interesamos por salud y bienestar de derechohabientes: Luis Enrique Tenorio Vieyra

En esta Representación laboran cerca de 200 químicos

Luis Enrique es Químico Farmacéutico Biólogo (QFB) de profesión, actualmente se desempeña como jefe del laboratorio del Hospital de Gineco Obstetricia (HGO) No. 221 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en la Representación Estado de México Poniente.

Este 1 de diciembre se conmemora el Día del Químico, profesionales indispensables en los equipos de salud y que durante la presente emergencia sanitaria por COVID-19 han participado activamente.

Con 18 años de trayectoria, comenzó como personal operativo en el Hospital General Regional (HGR) No. 220 y posteriormente en Unidades de Medicina Familiar (UMF); entre las actividades más importantes que realizó destacan las del control de calidad: estudios de hematología, química analítica, bacteriología médica e inmunología.

Desde hace 11 años funge como jefe de laboratorio, donde se encarga del cuidado de la calidad en los estudios, de los reactivos, garantizar que los procesos analíticos funcionen de manera correcta, así como la capacitación constante del personal en las técnicas de procesamiento.

“Durante la primera fase de la emergencia sanitaria por COVID-19, el reto más importante fue vencer el miedo al contagio, transmitir a nuestros compañeros seguridad y certeza, utilizando los métodos recomendados por el instituto”

Destacó Tenorio Vieyra

La labor del personal químico actualmente es la toma de muestras para COVID-19, hasta el día de hoy, Luis Enrique ha realizado mil 363 (exudados orofaríngeos y nasofaríngeos), con todas la medidas de seguridad y portando siempre el Equipo de Protección Personal (EPP) para garantizar a los derechohabientes el acceso seguro a los lugares donde son efectuadas.

Una vez realizada la toma de muestras, éstas se embalan, se colocan en medios de transporte y se envían para su debido procesamiento al Centro Médico Nacional “La Raza”.

El químico Luis Enrique destacó: “la carrera de químico es una profesión que permite dar un servicio bilateral, ayudar al médico en equipo para llegar a un diagnóstico certero. Al derechohabiente le damos un servicio indispensable para resolver sus necesidades de estudios. Ser químico para cada uno de nosotros, no es solo una profesión, es un estilo de vida”

Destacó.

“La mayor recompensa está en las muestras de afecto de los derechohabientes, con un abrazo, un agradecimiento, o que simplemente vuelven a platicar contigo de cómo les fue gracias a los estudios y el diagnóstico oportuno, es tan satisfactorio que te motiva para dar un mejor servicio cada día; un buen estudio a tiempo, un procesado de muestra, cambia su vida”.

Asimismo, resaltó.

Estado de México Poniente reiteró: “Debemos confiar en nuestros conocimientos, aplicarlos, cuidarnos, no tener miedo, ayudar a dar fortaleza a nuestros compañeros médicos y ser una fuente de apoyo para nuestros derechohabientes, que sepan que no solo somos quienes tomamos las muestras sino que en el ejercicio de nuestra profesión, nos interesamos en su salud y bienestar”.

Finalmente, el especialista del IMSS

Síguenos en TWITTER, INSTAGRAM y Google News