La Oficina de Administración de Tierras informó que el objeto había sido retirado del lugar.

¿Te acuerdas del misterioso monolito de metal que fue descubierto en el desierto de Utah, Estados Unidos, la semana pasada? Pues te tenemos noticias: desapareció. 

El sábado, la Oficina de Administración de Tierras informó en un comunicado que el objeto, que había sido encontrado por funcionarios estatales de vida silvestre mientras realizaban una misión rutinaria en helicóptero, ya no se encuentra donde había sido localizado.

«Hemos recibido informes creíbles de que la estructura instalada ilegalmente, conocida como el ‘monolito’, ha sido eliminada de las tierras públicas de la Oficina de Administración de Tierras (BLM, por sus siglas en inglés) por una parte desconocida», dijo dicha dependencia a través de sus redes sociales. 

«El BLM no eliminó la estructura que se considera propiedad privada. No investigamos delitos que involucran propiedad privada que son manejados por la oficina del alguacil local. La estructura ha recibido atención internacional y nacional y recibimos informes de que una persona o grupo la retiró la noche del 27 de noviembre», continúa el comunicado.

El objeto, que se estima mide entre 3 y 3.6 metros de altura y está hecho de algún tipo de metal, fue encontrado plantado en el suelo, escondido en una cala de roca roja.

Aparece otro monolito similar al de Utah, esta vez en Rumania

Aparece otro monolito similar al de Utah, esta vez en Rumania
Foto: Pantallazo de video

Cuando el mundo apenas se acaba de enterar de que el monolito de metal que fue descubierto a mediados de noviembre en un desierto de Utah, EE. UU., desapareció misteriosamente, ahora en Rumania reportan la aparición de otra estructura plateada que mide aproximadamente cuatro metros de altura.

El monolito fue hallado puntualmente en la colina Doamnei en la ciudad de Piatra Neamt, situada en el condado de Neamt, en el noreste de Rumania. De acuerdo con algunas imágenes, este tiene similitudes con la estructura de metal que apareció en su momento en el desierto de Red Rock de Utah y que llamó la atención de millones de personas en el mundo.

Rocsana Josanu, funcionaria de Cultura y Patrimonio de Neamt, se pronunció sobre la aparición de dicho monolito en Rumania: “Hemos comenzado a investigar la extraña apariencia del monolito. Está en una propiedad privada, pero todavía no sabemos quién es el propietario del monolito. Está en un área protegida en un sitio arqueológico (…) Antes de instalar algo allí, necesitaban un permiso de nuestra institución, uno que luego debe ser aprobado por el Ministerio de Cultura”.

Redacción El Financiero /SEMANA

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook