El piloto de Haas se estrelló en la salida de la curva tres en el GP de Baréin, lo que provocó que su auto se cortara en dos y se estalle en llamas. La carrera fue suspendida temporalmente. El francés dejó su coche por sus propios medios y fue llevado a un centro médico por una evaluación adicional; su equipo informó que tiene quemaduras leves, pero que su estado de salud es bueno.

El papel del ‘halo’ que protegió al piloto

El halo es «un dispositivo hecho de titanio -un metal extremadamente resistente- en forma de T curveada que se instala en la parte frontal de la cabina del piloto. Esa barra tiene una resistencia de hasta 12 toneladas, equivalente al peso que tienen los icónicos autobuses de doble piso de Londres.»

Redacción Redes

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook