El trabajo multidisciplinario del personal médico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de la Unidad Médica Santa Cecilia y la fortaleza de la paciente Leonor, de 97 años, se conjugaron para derrotar la enfermedad de COVID-19.

Doña Leonor ingresó el 5 de noviembre a la unidad médica operada en comodato por el IMSS en Monterrey, Nuevo León, y su caso fue considerado de alto riesgo ante complicaciones por sus antecedentes crónico-degenerativos de hipertensión arterial y su edad avanzada.

El Equipo de Respuesta COVID del Hospital Santa Cecilia realizó una valoración geriátrica integral con ajuste de medicación, oxígeno, terapia, ejercicios respiratorios y movilización temprana, acorde a las necesidades y a la edad de la paciente.

El personal de salud mantuvo una vigilancia estrecha de parámetros respiratorios y hemodinámicos, antibióticos y ello permitió una evolución favorable hasta retirar el oxígeno suplementario y completar su tratamiento hospitalario, por lo que se determinó su regreso a casa.

Con voz apacible y actitud positiva, doña Leonor dijo sentirse contenta y agradecida. “Tantas gracias a todos y a todas, me voy muy contenta con todos sus servicios, todos me vieron muy bien. Todo lo que hacen es mucho sacrificio por los enfermos, que Dios se los pague”, expresó.

La paciente aseguró no saber cuál podría ser el secreto para vivir muchos años, pero pese a tener una pierna adolorida por una cirugía, sigue activa.

Me siento bien, yo todavía me levanto a lavar y a asear mi cuarto. También puedo hacer comida, tengo andadera para andar con las dos manos y tengo bastón para hacer con una mano y así”, comentó.

Al abandonar el hospital Santa Cecilia la paciente de 97 años recibió aplausos del personal, que bajo las normas de la sana distancia, formó una valla para despedirla y celebrar su recuperación.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook