El DIF de Ecatepec implementó el programa “Me cuido, Me amo” para atender a personas con obesidad a partir de los 12 años de edad, ya que este problema es uno de los factores de riesgo de la enfermedad Covid-19.

Esta acción forma parte de las 300 Acciones por la Restauración de Ecatepec (300 ARE), impulsadas por el alcalde Fernando Vilchis Contreras, y el programa se implementó en septiembre pasado. Hasta la fecha ha atendido a 350 personas de la zona alta de la colonia Santa María Tulpetlac, pero se prevé ampliar a diferentes colonias del territorio municipal.

Esmeralda Vallejo Martínez, presidenta honoraria del DIF municipal, afirmó que el programa busca dar atención integral a los ecatepenses, tanto física como emocionalmente, para mejorar su salud.

La directora del DIF Ecatepec, Yolanda Amigot Aguilar, mencionó que se puso en marcha gracias a la sensibilidad del alcalde Fernando Vilchis y de Esmeralda Vallejo, quienes instruyeron la creación del Departamento de Desarrollo Humano para atender la salud mental de los ecatepenses.

El programa “Me cuido, Me amo” atiende integralmente a personas con obesidad, a las que brinda apoyo sicológico y de coaching, valoración médica y orientación nutricional para generar conciencia y cambiar hábitos alimenticios que mejoren su salud y autoestima, ya que muchas veces un mal estado emocional desata otro tipo de enfermedades.

Gabriela Durán, coordinadora del área de Desarrollo Humano, informó que el programa tiene duración de tres meses y medio, por lo que las personas son visitadas directamente en sus comunidades, donde se realizan sesiones grupales para atenderlas integralmente.

“Las primeras tres visitas son cada 15 días y luego cada mes con el mismo grupo. El programa dura tres meses y medio, se les da seguimiento, incluso de manera diaria porque se tienen grupos de whatsapp donde se les está dando información y se les está conteniendo. Y ha sido satisfactorio ver que hay personas que de una sesión a la otra ya están poniendo en orden su vida, cambiando su alimentación y controlando sus emociones”

Relató

Agregó que los beneficiarios fueron contactados previamente a través de los delegados o Consejos de Participación Ciudadana (Copacis) de las colonias, por lo que se les hace una serie de preguntas para descartar cualquier síntoma de Covid-19 para que puedan recibir la atención adecuada por parte del personal del DIF, integrado por doctores, enfermeras, y sicólogos.

“Se les hace una valoración médica completa: Los pesan, los miden, les toman la glucosa, les toman la presión y el doctor da el diagnóstico y al mismo tiempo se está dando la plática con sicólogos”, explicó.

Explicó.

Añadió que es importante realizar la valoración médica acompañada de una evaluación sicológica ya que las emociones pueden afectar el físico de los ciudadanos.

“Existen trastornos emocionales, puedes tener una alimentación balanceada, nutritiva, pero si tienes tu nivel de estrés alto, tus emociones están mal. Entonces tu mismo organismo, al entrar el alimento, en lugar de irse a trabajar en digestión se va a trabajar en parte del estrés y entonces se va acumulando»

Aseguró.

Expresó que la labor que se realiza con el programa “Me cuido, Me amo” es importante, ya que muchas personas aún no son conscientes de la importancia de cuidar su salud y su peso.

“Es un tema importante porque la población no está muy ubicada con esto, no se están cuidando. Entonces también estamos aprovechando el espacio en temas de Covid-19, les estamos diciendo de todas las medidas de prevención y de cuidados, en un espacio de 10 minutos le decimos por qué tiene que respetar esas medidas sanitarias para cuidar su salud”.

Afirmó.

Cabe señalar que, en caso de que se detecte algún caso con problemas emocionales que requieren una mayor atención, la persona se canaliza al Centro de Atención Sicológica, donde se le brinda la atención adecuada y se les da seguimiento, y hasta el momento, se han canalizado 15 personas provenientes del programa “Me cuido, Me amo”.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook