“Día 12 y apenas empezaron a llegar las ayudas”: Así fue como William Morales, ex delegado municipal de la colonia Gaviotas Sur, en Villahermosa, Tabasco, comenzó su protesta frente al palacio de gobierno, debido a la poca atención que han recibido por parte de las autoridades federales y locales ante la emergencia por las fuertes lluvias en la entidad.

Posteriormente, Morales, con un madero atado sobre su espalda, se hinca sobre el suelo mojado de la Plaza de Armas, en donde permite que otra persona, quien dice representar al “gobierno corrupto”, lo azote en repetidas ocasiones. Esta manifestación, dijo, la hicieron para que el país se entere de “la desgracia” que viven miles de tabasqueños actualmente.

No se vale, Tabasco, no se vale, México, que te vendan un discurso todos los días en las mañaneras donde todo marcha y funciona bien en Tabasco, es mentira. Día 12 y apenas ayer empezaron a llegar las ayudas. Familias y miles de niños quedaron atrapados”, expresó Morales, quien puntualizó que no pasará a la historia como un “gachón, tengo el valor para enfrentarme a ellos”.

Por su parte, su acompañante en la protesta, fue el encargado de propinar los azotes sobre su espalda, mientras que decía que así era como trataba al pueblo tanto el gobernador de la entidad, Adán Augusto López Hernández, como el gobierno de la Cuarta transformación.

Morena, un gobierno que prometió mucho, un gobierno que prometió salvaguardar a primero los pobres, hoy vemos con tristeza que el mismo Andrés Manuel López Obrador reconoce que los mandó a inundar. Tomó la decisión de inundar las zonas bajas para salvar a los de la ciudad, para salvar la opacidad de estos gobiernos que se dedicaron al ocio”, expresó el verdugo.

Los reclamos de esta clase fueron algo que se transmitió en varios sectores de la población, debido a un video del presidente , quien es originario de Macuspana, Tabasco, aceptó que debió cerrar compuertas y permitir el desfogue de presas para evitar la inundación de la ciudad de Villahermosa.

“Tuvimos que optar entre inconvenientes. No inundar Villahermosa y que el agua saliera por las zonas bajas. Desde luego que perjudicó a la gente más pobre, pero teníamos que tomar una decisión. Ahora ya estamos ayudando allá abajo y donde vive la mayoría de la gente de Tabasco se evitó una inundación mayor”, aseguró López Obrador.

Sin embargo, la organización política opositora, el Partido Acción Nacional (PAN), anunció que denunciará al presidente de México ante la Fiscalía General de la República (FGR) por el supuesto delito de “ejercicio ilícito del servicio público” frente a las inundaciones de Tabasco que han dejado cientos de miles de afectados en el sur del país.

La senadora panista Kenia López Rabadán adelantó este lunes que la querella que interpondrá contra López Obrador se debe a su labor frente a la situación que atraviesa Tabasco, a la cual calificó como “negligente” y de una “responsabilidad inaudita”.

“El presidente de la República incumplió su deber de custodiar, vigilar, proteger o dar seguridad a las personas, tanto en su integridad como en su patrimonio y en incumplimiento a ese deber ocasionó que se afectaran 899 comunidades, lo que ha impactado a 99,573 viviendas y 302,498 personas”, señaló la legisladora.

López Rabadán mencionó que en las zonas perjudicadas viven etnias chontales, las más pobres de la región, y el titular del Ejecutivo Federal “con una negligencia inexcusable”, las afectó. Incluso recordó con ironía una de las frases más destacadas de López Obrador durante su campaña para la presidencia del país: “Por el bien de todos, primero los pobres”.

El mandatario mexicano, por su parte, defendió sus decisiones y aseguró que si no se hacía un desfogue controlado de la presa Peñitas, todo Tabasco, junto a su capital, se hubiera “ido a pique».

Redacción INFOBAE

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook