Luego de que ayer elementos de seguridad de Quintana Roo dispersaran a balazos una protesta contra los feminicidios en Cancún, como el de Bianca Alejandrina Lorenzana, el presidente Andrés Manuel López Obrador urgió investigar el caso y castigar a los responsables.

En Palacio Nacional el mandatario confió en que el gobernador Carlos Joaquín González, a quien calificó de ser una persona responsable, indagará las agresiones ocurridas anoche y dará con los responsables de la represión afuera de las instalaciones del Palacio Municipal de Benito Juárez.

“Que el gobernador, una gente responsable, indague y aclare lo que sucedió, quién es el responsable, quién es el autor intelectual, quién dio la orden y quiénes llevaron a cabo estas acciones”, dijo.

Agregó que las investigaciones, en hechos como éste, no deberían demorar, por lo que, afirmó, hoy mismo se podrían tener resultados y así evitar que haya impunidad.

“No tiene por qué tardarse tanto y eso lo debe hacer el gobernador, quien ya lo ofreció. Cuando hay un asunto así, se debe actuar sin contemplaciones, no debe haber impunidad, no debe haber protección a nadie. Si hay voluntad y no se protege a nadie, hoy mismo pueden dar los resultados de la investigación por los hechos en Cancún”, aseguró López Obrador.

Al ser cuestionado sobre el uso de armas de fuego por parte de los elementos de seguridad durante las manifestaciones, el titular del Ejecutivo federal manifestó su rechazo a ello, pues consideró que el portar armas y disparar, como sucedió en Cancún, “tiene que ver con actitudes autoritarias que no se acomodan a los nuevos tiempos”.

Además consideró que la Comisión Nacional de Derechos Humanos, por oficio, debería intervenir e incluso la Fiscalía General de la República por el uso de armas de grueso calibre para dispersar la manifestación feminista.

Cabe destacar que durante la dispersión a balazos, los periodistas que cubrían los hechos, Cecilia Solís, al parecer recibió un impacto de bala en la pierna derecha, mientras que Roberto Becerril presentaba una herida en el brazo.

Además, los policías golpearon a los representantes de los medios de comunicación Santiago Rodas, reportero gráfico de la agencia Quadratín, y Selene Huidrobo, reportera de televisión del Grupo Sipse.

Con información de Excelsior

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook