Una planaria de la especie ‘Bipalium kewense’ fue detectada en el hábitat natural en el estado estadounidense de Virginia.

Inicialmente los especialistas del servicio Gestión y Control de la Fauna de Virginia creyeron que se trataba de un serpiente, pero al examinar al espécimen más detalladamente comprobaron que se trataba de un gusano previamente no detectado en el estado.

«Identificamos miles de serpientes cada año […] pero el problema es que nunca antes habíamos visto algo así y no estamos seguros de si es una aberración de la naturaleza», señaló el 28 de octubre la agencia en una publicación posteriormente eliminada, según el diario Charlotte Observer. Los especialistas indicaron que el animal medía entre 25 y 30 centímetros de largo, y más tarde determinaron que se trataba de una especie procedente de la península de Indochina.

A pesar de ser originario de un área tan lejana, esta planaria se introdujo en el territorio de EE.UU. hace aproximadamente un siglo, pero nunca antes se había detectado en Virginia. Según una web del Instituto de Especies Invasivas de Texas, hasta ahora la presencia de estos gusanos se había documentado en California, Florida, Georgia, Luisiana, Carolina del Norte, Carolina de Sur y Texas, estados situados más al sur que Virginia.

‘Superpoderes’ para regenerarse

Los gusanos de este tipo son fácilmente identificables por su tamaño —miden de hasta 30 centímetros— y por su inusual cabeza en forma de media luna. Son depredadores especializados en lombrices, pero pueden alimentarse también de otros organismos.

Una planaria de la especie ‘Bipalium kewense’ fue detectada en el hábitat natural en el estado estadounidense de Virginia.

Inicialmente los especialistas del servicio Gestión y Control de la Fauna de Virginia creyeron que se trataba de un serpiente, pero al examinar al espécimen más detalladamente comprobaron que se trataba de un gusano previamente no detectado en el estado.

«Identificamos miles de serpientes cada año […] pero el problema es que nunca antes habíamos visto algo así y no estamos seguros de si es una aberración de la naturaleza», señaló el 28 de octubre la agencia en una publicación posteriormente eliminada, según el diario Charlotte Observer. Los especialistas indicaron que el animal medía entre 25 y 30 centímetros de largo, y más tarde determinaron que se trataba de una especie procedente de la península de Indochina.

A pesar de ser originario de un área tan lejana, esta planaria se introdujo en el territorio de EE.UU. hace aproximadamente un siglo, pero nunca antes se había detectado en Virginia. Según una web del Instituto de Especies Invasivas de Texas, hasta ahora la presencia de estos gusanos se había documentado en California, Florida, Georgia, Luisiana, Carolina del Norte, Carolina de Sur y Texas, estados situados más al sur que Virginia.

‘Superpoderes’ para regenerarse

Los gusanos de este tipo son fácilmente identificables por su tamaño —miden de hasta 30 centímetros— y por su inusual cabeza en forma de media luna. Son depredadores especializados en lombrices, pero pueden alimentarse también de otros organismos.

Fuente: RT

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook