Cancún, QR. La policía dispersó con disparos de armas largas al aire a manifestantes, principalmente mujeres, que exigían justicia a las autoridades por el asesinato de Alexis, una joven de 20 años que desapareció la semana pasada.

Se reportan al menos cuatro heridos. La reportera Cecilia Solís fue herida de bala en una pierna y la periodista Selene Hidrogo, mientras reportaba para Grupo SIPSE, fue agredida con macana, por policías del Mando Único.

Al grito de «Vivas las queremos», una veintena de hombres y mujeres, protestaron frente a la Fiscalía General del Estado (FGE), donde destrozaron el escudo y el nombre de la dependencia; luego quemaron una manta junto con un puesto de madera instalado por policías ministeriales que acusan de corrupto al fiscal Óscar Montes de Oca y mantienen un plantón desde hace dos meses.

A causa de la lluvia, una parte de los alrededor de 500 manifestantes fueron a guarecerse, pero los que se quedaron comenzaron a destrozar señalamientos viales.

Policías estatales y ministeriales apostaron sus patrullas a los costados de la movilización, pero sólo permanecieron atentos.

Las instalaciones de la Físcalia General del Estado en Chetumal y Playa del Carmen también fueron blanco de manifestaciones por la misma causa.

Redacción La Jornada

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook