La búsqueda terminó ayer en una tragedia más de tantas que han ocurrido en el Estado de México. Trece días después de que se reportó la desaparición de Ámbar Viridiana, en Cuautitlán Izcalli, este fin de semana fue localizado su cuerpo sin vida, junto a un canal de aguas negras en el municipio de Melchor Ocampo.

De acuerdo con familiares, la estudiante desapareció el 23 de octubre, cuando salió de su casa rumbo a su escuela donde recogería unos boletos para una rifa, a pesar de que debido a la pandemia permanecía tomando clases en línea.

“Nos avisaron mis tíos que ya la habían localizado, fue por un mensaje, pero agradecieron que hubiéramos compartido la información y nos dijeron que ella ya estaba en un mejor lugar, fue así que supimos que ya estaba sin vida”, comentó una prima de la menor de 17 años.

Tras la desaparición de Ámbar, personal de la Fiscalía mexiquense emitió una “Alerta Amber”, informando que la menor Ámbar Viridiana Uicap Tapia, de ojos verdes, tez blanca y cabello castaño, vestía una blusa de tirantes de color negro y pantalón de mezclilla.

Fue el pasado viernes que autoridades informaron a sus familiares que el cuerpo de la menor había sido localizado sin vida, en un canal de aguas negras.

Hasta ahora no se han dado a conocer las causas de la muerte, sin embargo, hay una indagatoria por feminicidio y hasta ahora no hay reporte de personas detenidas.

Por estos hechos amigos y vecinos de Ámbar hicieron un altar en la glorieta principal del fraccionamiento Alborada en Cuautitlán, así como una protesta en la carretera Melchor Ocampo-Cuautitlán, sin embargo, varias personas embozadas arribaron al lugar y causaron destrozos a inmuebles y vehículos por lo que la marcha fue dispersada por elementos de la policía de Cuautitlán.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook