Durante años los científicos han tratado de encontrar el origen del color rojo del agua

Ciudad de México, 08 de noviembre de 2020.- Desde hace décadas los científicos han tratado de encontrar la razón por la que las Cataratas de Sangre en la Antártida tienen un color rojo intenso.

La primera vez que los científicos descubrieron las cataratas de sangre fue en 1911, cuando notaron que un río había manchado el acantilado de hielo circundante con un color rojo oscuro, por lo que nombraron así a las cataratas que fluyen desde el Glaciar Taylor.

Durante años los científicos han tratado de encontrar el origen del color rojo del agua, en una primera teoría se creyó que el color rojo se debía a que las algas decoloraban el agua, sin embargo, esa hipótesis nunca se verificó.

Este misterio logró resolverse en 2017, gracias a la investigación de la Universidad de Alaska Fairbanks.

La conclusión de la investigación es que el color rojo intenso se debe al hierro oxidado en agua salada, el mismo proceso que le da al hierro un color rojo oscuro cuando se oxida.

Cuando el agua salada que contiene el hierro entra en contacto con el oxígeno, el hierro se oxida y adquiere una coloración roja, tiñendo el agua a un color rojo intenso.

El equipo de investigación calcula que el agua salada tarda aproximadamente 1.5 millones de años en llegar finalmente a las Cataratas de Sangre a medida que se abre paso a través de fisuras y canales en el glaciar.

Curiosamente, las Cataratas de Sangre también contiene una variedad de microbios que pueden sobrevivir en condiciones extremas.

Los científicos señalan que estos microbios proporcionan pistas sobre cómo podría desarrollarse la vida en otros planetas que carecen de una atmósfera rica en oxígeno como la Tierra.

*Con información de: Noticieros Televisa

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook