Antes de su último servicio en el taxi por aplicación móvil que conducía, Juan Ramos envió su ubicación al celular de su hijo. Al ver que el hombre permanecía en un solo lugar, el joven fue en busca de su padre, pero lo encontró muerto.

Dos hombres le tendieron una trampa al conductor de Didi para robarle el automóvil, matarlo y abandonar su cadáver en calles de la alcaldía de Tlalpan.

Y es que el domingo por la noche, el hombre respondió el llamado de dos usuarios que pedían el servicio de taxi por aplicación.

Minutos antes de las 8:00 de la noche, el chofer de 52 años mandó un mensaje al teléfono celular de su hijo, para avisarle que acudiría a dar el último viaje. 

Después de enviarle su ubicación en tiempo real, el taxista comenzó su recorrido.

No se actualizaba ubicación 

Fue sobre la calle del Rosal de la colonia San Pedro Mártir, en donde la ubicación del chofer dejó de avanzar.

Al ver que la ubicación de su padre seguía en la misma posición durante un largo periodo, el hijo de la víctima le marcó al celular.

Pero él no recibió respuesta de su padre, por eso decidió acudir al lugar que le marcaba la ubicación.

Ahí encontró a policías que resguardaban el cuerpo ensangrentado de una persona. Al preguntar qué había ocurrido, se enteró de que era su padre quien estaba muerto, tras recibir los disparos por arma de fuego.

Un video captado por una cámara de seguridad muestra el momento en que los delincuentes le disparan al hombre para huir con el automóvil Versa, que la víctima utilizaba como taxi.

El cadáver fue llevado al anfiteatro de la agencia ministerial.

Redacción El Universal

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook