Con ello, el Poder Legislativo dio cumplimiento a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para legislar derechos civiles de las personas del mismo género

El pleno del Congreso de Puebla avaló reformas legales para garantizar el derecho al matrimonio, así como el concubinato entre personas del mismo sexo.

Con 31 votos a favor, cinco en contra y tres abstenciones, se aprobaron reformas al Código Civil para el estado de Puebla que reconocen el matrimonio igualitario.

Se trató de diez artículos que se modificaron, entre ellos se eliminó que el matrimonio únicamente se puede dar entre hombre y mujer.

Con ello, el Poder Legislativo dio cumplimiento a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para legislar derechos civiles de las personas del mismo género, sentencia que tenía cinco años sin cumplirse.

Con las reformas se establece que el matrimonio es un contrato civil por el cual dos personas se unen voluntariamente en sociedad, para llevar una vida en común, con igualdad de derechos y obligaciones por lo que, en términos del régimen constitucional, queda prohibida cualquier forma de discriminación que atente contra este derecho.

El coordinador del Grupo Legislativo de Morena, Gabriel Biestro Medinilla, recordó que desde 2015 el Congreso del Estado vivió en desacato por no reconocer esos derechos civiles.

Se congratuló porque a pesar de las presiones de la Iglesia Católica y agrupaciones civiles, se acabó con la lucha entre conservadores y liberales.

Desde 2015 a la fecha, la SCJN envió al Congreso del Estado de Puebla un total de 3 documentos para exigir a los diputados, sin importar el número de legislatura, la reforma al Código Civil de Puebla.

Puebla se sumo a los estados de Baja California Sur, Campeche, Ciudad de México, Coahuila, Colima, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Quintana Roo y San Luis Potosí, donde ya se permiten el contrato conyugal entre parejas del mismo sexo.

Legisladores locales panistas votaron en contra de la reforma, pues argumentaron que se abre la puerta para la adopción de menores de edad.

El diputado local del PAN, Oswaldo Jiménez López, expuso que su partido no tiene nada en contra de los homosexuales, pero se oponen a la adopción de niños por parejas del mismo sexo.

En contra parte, la diputada del PRI, Rocío García Olmedo, dijo que la reforma acabará con las violaciones sistemáticas que sufre la comunidad lésbico-gay.

Redacción El Universal

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook