Seis estados están por arriba de cinco países europeos.

De acuerdo con especialista en salud, la variante en las tasas de mortalidad se debe en parte a que cada país tiene un manejo estadístico diferente de la pandemia, así como a las características de la población, entre otros factores.

“No es una cuestión particular de México, aunado a que la estadística es diferente en cuanto al manejo en un país y otro. ¿Por qué en un estado es mayor que en otro? Puede ser desde la medidas que tome el propio estado hasta por el tipo de población”, señala Sol Alamilla, especialista de Salud de la Universidad La Salle.

La epidemia llegó a México, a un país donde la población estaba muy enferma, con comorbilidades crónico degenerativas. Desde luego eso tiene mayor impacto en la mortalidad que en cualquier otro país.

Sol Alamilla, especialista de Salud de la Universidad La Salle. 

Cerca del 73% de la población mexicana padece de sobrepeso, mientras en Perú es del 70%. Ambos países tienen las más altas tasas de obesidad entre integrantes de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), cuando en Bélgica el porcentaje no llega al 20%.

Mauricio Rodríguez, integrante de la Comisión de Atención de COVI-19 de la UNAM, señaló que esta situación de repunte era esperada ante la reactivación económica y el incremento en la movilidad, por lo que enfatizó que parte del control de la epidemia es responsabilidad de los ciudadanos.

“Más que esperado, esto era posible, pues en la medida en la que comenzaran a abrirse las actividades, aumenta también el riesgo de que haya transmisión del virus y contagios, eso es lo que estamos viendo, se comenzaron a reabrir algunas actividades y a realizar algunas otras quizá sin el cuidado suficiente, por parte de la sociedad, y estamos viendo este número de contagios en los estados que se está traduciendo en aumento en la ocupación hospitalaria y en la actividad de la epidemia”, dice.

Hay que hacer énfasis que la mitad de la respuesta es responsabilidad de la sociedad, si la gente hace fiestas, la autoridad no tiene nada que ver con eso, es la sociedad la que está generando la situación de riesgo.

Mauricio Rodríguez, académico de la UNAM. 

Objetivo: reducir la letalidad

Con 874,171 contagios y 87,894 decesos registrados hasta el 25 de octubre, México tiene una letalidad de 10.0%, la más alta a nivel mundial, de acuerdo con datos de la Universidad Johns Hopkins. Si bien en este caso, tanto autoridades de salud como expertos señalan que se debe a factores de cómo se realiza la vigilancia epidemiológica en el país, el presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó una nueva reconversión hospitalaria y en revisar la estrategia.

Previamente, el Ejecutivo había dicho que se intensificarían las visitas domiciliarias para detectar enfermos, y convencerlos de que vayan a los hospitales.

“Esto es que como tenemos menos ocupación de camas, de equipos, sobre todo de personal médico, porque tenemos 70% de disponibilidad de la infraestructura para la atención de la pandemia, pues vamos a concentrar en ciertos hospitales a lo mejor de los equipos y sobre todo del personal para que salvemos vidas, que se reduzca con una mejor atención, mucho mejor atención el número de fallecidos”, dijo el pasado martes 20 de octubre.

Redacción Expansión

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook