Toluca, México a 29 de octubre del 2020.- Derivado de la pandemia, comerciantes del Mercado Juárez, ubicado en el municipio de Toluca, aseguran haber tenido una caída en sus ventas de hasta el 70 por ciento en este año, en comparación con el 2019 y lamentaron que actualmente la ventas diarias redundan entre los cero a 500 pesos derivado de la inactividad en el mercado

Es el caso de la señora Dolores Martínez López, quien se dedica a la venta de las canastas, tortilleros y demás productos para eventos sociales, y que ante la crisis sanitaria se vieron a la obligación de cerrar sus locales por un tiempo, posteriormente abrir con tiempo limitado, mismo que se ha expandido conforme la pandemia continua.

“Hemos batallado bastante y ahorita que es una temporada fuerte, nos darán tiempo para colocarnos más tiempo, ya que desde hace muchos días nos han dado tiempo limitado para vender y tomando las medidas preventivas”

comentó la señora Dolores.

Expresó que pese a que está es una temporada fuerte para los mercaderes, hay días que no han logrado vender nada, derivado de la inactividad social y en otras ocasiones se venden apenas 300 o 500 pesos en todo un día, lo que es garrafal para ellos pues las ventas en este mercado son la manera de subsidio para sus hogares.

Foto: Guillermo Guadarrama SéUno Noticias

“Ahorita tratamos de sobrellevarlo poco a poco, pero cuando empezó pandemia que tuvimos que cerrar, pues se nos cerraron las puertas no teníamos de dónde sacar, porque este es nuestro lugar, es como nuestra casa”.

Comentó.

Y es que entre la pandemia y el comercio ambulante, reconoció que trabajar dentro de un mercado se ha vuelto cada vez más difícil, pero señaló que se han sabido acoplar a las necesidades humanas, como el caso de esta crisis sanitaria en la que en las entradas se llevan las medidas correspondientes de salud para prevenir un rebrote dentro del mismo mercado y que los visitantes tengan una garantía de seguridad al entrar a comprar en el lugar.

En este sentido, hizo el llamado a la sociedad a reactivar la economía local a través de la visita de los locales de este mercado, en especial la nave de “Secos” del mercado Juárez, en el local 187, dónde se encuentra doña Dolores, además de que a sus alrededores, su familia también se dedica a la venta de pan (en esta temporada), juguetes y figuras de madera, recuerdos y centros de mesa.

Aseguró que las medidas sanitarias requeridas son una obligación para poder entrar al lugar, aunque señaló que en ocasiones los visitantes han preferido no entrar al lugar con tal de no ser sometidos a qué les tomen la temperatura, usar cubrebocas o gel antibacterial.

Por: Guillermo Guadarrama / SéUno Noticias

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook